•  |
  •  |
  • EFE

El Grupo Gerdau, mayor fabricante de acero de Brasil, está decidido a expandirse en Argentina, donde negocia desde hace más de un año, "sin éxito por ahora", la compra de Aceros Bragado, dijo el presidente de la firma brasileña, Jorge Gerdau.

"Más allá de lo que suceda con esa operación, que todavía estamos intentando, vamos a expandir nuestras operaciones en el país", apuntó en una entrevista que publica hoy el diario Clarín de Buenos Aires.

En este sentido, Gerdau señaló que el grupo "está trabajando" para levantar una planta de acero en la ciudad de Rosario, a 350 kilómetros al norte de la capital argentina, "con capacidad para fabricar 500 mil toneladas".

Aunque los detalles de este proyecto no están definidos, calculó que supondrá una inversión de 200 millones de dólares.

"Necesitamos expandirnos en América Latina y Asia para afianzar nuestra posición", comentó el empresario al indicar que también buscará oportunidades de negocios en Perú.

Aceros Bragado factura por unos 100 millones de dólares al año y sus propietarios consideraron "insuficiente" la oferta de 150 millones de dólares que le hizo el consorcio brasileño, apuntó el periódico.

Las ventas del Grupo Gerdau en todo el mundo alcanzan a los 12.000 millones de dólares anuales y su capitalización en el mercado bursátil supera los 20.000 millones.

El consorcio brasileño, que en Argentina es dueño de la fábrica de laminados de acero Sipar, ha comprado en lo que va de este año la firma estadounidense Chaparral, en 4.220 millones de dólares, y el 49 por ciento del capital de la mexicana Corsa, en 105 millones de dólares.

Además tiene filiales en Canadá, Chile, Colombia, Uruguay y el 40 por ciento de las acciones de la española Sidenor.