•  |
  •  |
  • EFE

Quince cadáveres que presentaban impactos de bala y signos de torturas fueron encontrados hoy en distintos lugares de Ira, informaron fuentes del Ministerio iraquí del Interior.

En Bagdad fueron encontrados los cadáveres de seis personas con las manos atadas, los ojos vendados y claras señales de tortura, así como varios impactos de bala.

En Mosul, 400 kilómetros al norte de Irak, fueron hallados los cuerpos sin vida de otras ocho personas, tres de ellas militares que habían sido secuestrados días antes.

Los otros cinco cadáveres fueron trasladados al instituto anatómico forense para proceder a su identificación.

Las fuentes explicaron que después de haber sido asesinados los cuerpos habían sido rociados con gasolina y quemados.

Otro cadáver fue encontrado en el interior de un coche-bomba en la plaza Basam al Jayiat, en el oeste de Mosul, que los artificieros hicieron explotar de manera controlada. La explosión causó heridas a dos agentes y daños materiales en varios edificios próximos.