•  |
  •  |
  • EFE

Un ciudadano italiano y otro de un país africano, no precisado, detenidos hace años en Ecuador acusados de transportar cocaína, no pueden salir de prisión por la falta de un intérprete en las audiencias, informó hoy la televisión Teleamazonas.

Los extranjeros, Francisco Condini y Thomas Kual, permanecen recluidos en la prisión de la ciudad costera de Guayaquil desde hace tres y cuatro años, respectivamente, por el delito de tráfico de cocaína, pese a que la ley exige que sean puestos en libertad tras un año sin sentencia, salvo dilaciones en el proceso atribuibles a los reos.

Walter Jaramillo, uno de los defensores públicos dijo a la televisión Teleamazonas que los dos extranjeros no han tenido audiencias dentro del litigio que lleva la fiscalía ante la falta de un intérprete.

Tienen que juzgarse en su lengua

"No se ha realizado la audiencia por falta de un interprete, él es africano y tiene que ser juzgado en su lengua madre", manifestó Jaramillo.

Sin embargo, el defensor público indicó que los dos extranjeros se beneficiarían de la ley que otorga la libertad a aquellos presos que no poseen sentencia.

María Jurado, representante de Fiscalía de Guayaquil, justificó la situación al señalar que la acusación pública y los juzgados que llevan los litigios en la ciudad no tienen medios para realizar las audiencias con traductores.

De los más de 16 mil presos que hay en Ecuador, los que están sin sentencia superan los 11 mil y de los reclusos más de 2 mil son extranjeros, la mayoría de nacionalidad colombiana.