•   México  |
  •  |
  •  |
  • AP

El jefe en funciones de la Policía Federal y responsable de los operativos contra la delincuencia en México, incluido el narcotráfico, fue asesinado el jueves en la ciudad de México.

Edgar Eusebio Millán Gómez, uno de los más altos mandos de la policía federal atacados en los últimos años, recibió nueve impactos de bala en el tórax y una mano en el ataque en las inmediaciones de su casa en la capital mexicana, informó la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) en un comunicado.

Millán, cuyo cargo era coordinador de Seguridad Regional de la Policía Federal, murió horas después de ser atacado.

La Procuraduría General de la República inició una investigación por el crimen, aunque no adelantó las posibles hipótesis.

Los dos guardaespaldas que acompañaban a Millán resultaron heridos y el mismo jueves fue detenido el presunto agresor, quien según la SSP cuenta con antecedentes penales y dos ingresos a una cárcel capitalina por robo de vehículo.

Un funcionario de la SSP no autorizado a ser citado dijo que Millán era actualmente el responsable de la Policía Federal, debido a que el titular de ese puesto fue designado hace algunas semanas subsecretario.

Dijo que no se descarta que pudiera provenir del narcotráfico el atentado.

Una de las responsabilidades de Millán era coordinar los operativos conjuntos con el ejército que el gobierno del presidente Felipe Calderón puso en marcha desde diciembre del 2006 para combatir una ola de violencia del narcotráfico que México padece desde hace varios años.

La Presidencia lamentó la muerte de Millán y reconoció su amplia trayectoria en tareas policiales, por ejemplo en materia de secuestros.

El funcionario es reconocido por resolver diversos secuestros como el del técnico argentino Rubén Omar Romano, quien en 2005 fue plagiado por 64 días. Romano era entonces el entrenador del equipo mexicano de fútbol Cruz Azul.

''El gobierno de México expresa su más sentido pésame ante el cobarde asesinato de un funcionario ejemplar, comprometido con la seguridad de las familias mexicanas'', señaló la oficina de Calderón en un comunicado.

Añadió que la trayectoria del alto mando ''nos alienta a seguir adelante contra aquellos que atentan contra la tranquilidad y la salud de los mexicanos''.

Los cuatro secretarios que integran el gabinete de seguridad, junto con el procurador, condenaron el asesinato. Aseguraron en un comunicado que mantienen su compromiso de continuar ''esta lucha frontal contra la delincuencia y el crimen organizado, como lo realizó en vida Edgar Eusebio Millán''.

La SSP refirió que Millán era un abogado especializado como observador policial para misiones de paz de la ONU.

Capacitado en varias agencias de seguridad internacionales, comenzó su carrera en el Centro de Investigación y Seguridad Nacional, la agencia de inteligencia mexicana.

En 2001 se incorporó a la entonces Agencia Federal de Investigación como director de secuestros y en 2006 fue designado director de despliegue de la misma agencia.

Más de 20 mil soldados y policías federales están desplegados en varios estados del país para combatir el narco como parte de los operativos conjuntos que Millán coordinaba.