AP
  •   Washington  |
  •  |
  •  |
  • AP

Algunos legisladores de la Comisión Judicial de la cámara baja están exigiendo más información del Departamento de Seguridad Interior en torno a los tratamientos médicos ofrecidos a los indocumentados detenidos en Estados Unidos.

Informaciones de prensa recientes han detallado que hay tratamientos médicos insuficientes, y en algunos casos hasta negligencia, para los inmigrantes que han sido detenidos en los últimos cinco años.

Estas informaciones han generado un interés renovado en un tema que ha sido presentado desde hace años por grupos de defensa de los derechos humanos, como la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés).

La representante demócrata Zoe Lofgren, quien organizó una audiencia en torno al tema, indicó que los detalles que había tenido en torno a los tratamientos médicos para los detenidos eran ''horrendos''.

Estos ''incumplen con las medidas internacionales y realmente me avergüenzan'', afirmo Lofgren el miércoles. Ella es presidenta de la Subcomisión de Inmigración, que forma parte de la Comisión Judicial de la Cámara de Representantes.

El Congreso está considerando enviar varias iniciativas de ley que buscarían mejorar las condiciones de los detenidos y exigirían una mayor rendición de cuentas al Departamento de Seguridad Interior.

Por ejemplo, el senador Joseph Lieberman, un legislador independiente, presentó de nuevo una iniciativa de ley que propuso previamente en el 2006.

La Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) _la agencia del Departamento de Seguridad Interior que se encarga de las detenciones de indocumentados_ refuta muchas de las acusaciones presentadas por diferentes medios de prensa, entre ellos una serie de cuatro reportajes del diario Washington Post que concluyó el miércoles.

La ICE invierte 100 millones de dólares anuales en cuidados de salud para los detenidos, una cifra que duplica lo que gastó hace algunos años, señaló la vocera del organismo, Kelly Nantel.

Desde que la ICE fue formada en el 2003, un total de 71 personas, de 1,5 millones de detenidos, han muerto cuando estaban bajo custodia, indicó la funcionaria.

''Cada muerte en custodia _cualquier muerte en custodia_ es un incidente lamentable, triste'', dijo Nantel. Sin embargo, ''no es un indicio de un sistema que no funciona''.

Sin embargo, la legisladora Lofgren estuvo en desacuerdo al señalar que la Oficina de Inmigración y Aduanas ''tiene un problema de veracidad. Me he enterado de que no se puede confiar en lo que dicen''.