AP
  •  |
  •  |
  • AP

El presidente Hugo Chávez confirmó hoy que viajará a Lima para asistir a la V Cumbre de América Latina, el Caribe y la Unión Europea, donde es esperado con gran expectativa ante las tensiones que mantiene su gobierno con Alemania y Colombia.

''Vamos a la Cumbre de Lima con mucha expectativa'', dijo Chávez en conferencia de prensa, al anunciar que viajará al país andino para proponer en el evento la creación de un fondo de 1.000 millones de dólares con el fin de apoyar a países extremadamente pobres.

Chávez dijo que Venezuela está dispuesta a aportar más de un tercio de esa cantidad, con un millón de dólares diarios hasta llegar a 365 millones a fin de año.

''Venezuela esta dispuesta a lo siguiente: tomando como base un millón de barriles diarios (de petróleo)... a dirigir, de cada 100 dólares, uno, sobre la base de ese millón de dólares... 365 millones de dólares al año para un fondo para que nos permita producir, adquirir, distribuir, hasta las familias de las viviendas más pobres... alimentos y medicina'', dijo el mandatario.

Luego pidió un aporte ''al menos similar'' de parte de los demás países de América Latina y, a ''toda Europa, (como bloque)... que aporten otro millón de dólares diarios''.

Según sus cálculos, la suma total sería de ''aproximadamente mil millones de dolares'' para el fondo, que sería destinado ''especialmente para aquellos países que, como Haití, están viviendo una crisis humanitaria terrible''.

Aunque señaló que irá a la cumbre como ''estadista'' y ''con el mejor de los ánimos'', reiteró sus críticas contra la canciller alemana Angela Merkel, con quien espera coincidir en el evento.

''Debería tener una conducta de estadista'', expresó Chávez al referirse a Merkel, quien el pasado fin de semana instó a algunos líderes latinoamericanos a ''mantenerse alejados'' del gobierno de Venezuela.

''Que falta de todo, incluso de buen juicio'', comentó sobre las declaraciones de Merkel. ''Espero que no se le ocurra a la señora repetir la expresión del rey Juan Carlos'', señaló Chávez, al recordar que el monarca español lo mandó a callar en una cumbre en Chile el año pasado .

''Yo no creo haberle dado motivo ni a ella, (Merkel) ni a Europa, para que, tomando un avión allá comience a lanzar flechas y piedras contra nosotros, contra mí en lo personal, y contra Venezuela como un país que merece respeto'', dijo el mandatario.

Chávez también llamó la atención sobre la deuda externa que aqueja a los países de América Latina y el Caribe.

''La otra propuesta es una solicitud _la Europa rica ya debería considerar en serio, dando una demostración de humanidad_... a condonar la deuda externa; ya nuestros pueblos la han pagado tres veces y más. ¿Hasta cuándo nos van a seguir cobrando la misma deuda? No pido por Venezuela, pido por los países más pobres'', insistió.

El presidente venezolano partirá con ambas propuestas y aspira lograr que se aprueben y arranquen cuanto antes.

''Ojalá que la cumbre no termine en un cerro de documentos y papeles'', señaló.