•  |
  •  |
  • República Dominicana / EFE

La cifra de muertos por las intensas lluvias causadas por la tormenta Noel, y una onda tropical en República Dominicana subió a 66, mientras 27 personas siguen desaparecidas, informó la Comisión Nacional de Emergencias (CNE).

Según el último boletín de la CNE leído por su portavoz, Ramón Rodríguez Sánchez, 62 mil 428 personas han sido evacuadas, un mil 522 rescatadas, y 15 mil 607 viviendas fueron afectadas por las lluvias.

Asimismo, Rodríguez Sánchez precisó que 52 comunidades están incomunicadas y que 35 puentes y carreteras resultaron afectadas por las fuertes precipitaciones que afectan en estos días al país.

A pesar de que las lluvias han empezado a disminuir en las últimas horas en varias zonas, el funcionario dijo que se mantiene la condición de alerta para prácticamente todo el país.

Los responsables de la CNE señalaron que tratan de llegar en helicóptero hasta las áreas más afectadas, muchas de ellas aisladas, para llevar alimentos y medicinas a las víctimas.

A muchas de esas zonas, como es la provincia San José de Ocoa (suroeste), las autoridades no habían podido llegar por las inundaciones y la falta de visibilidad, según el director del Comité de Operaciones de Emergencia (COE), Juan Manuel Méndez.

La tormenta tropical Noel causó estragos en República Dominicana, donde destruyó casi la totalidad de la producción de plátanos, así como las plantaciones de guineos, tomates, arroz y frutos de ciclos cortos, según las autoridades, que todavía no detallan el monto aproximado de los daños.

El gobierno dominicano gestiona ante el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Mundial préstamos de emergencia por 200 millones de dólares para enfrentar la situación ocasionada por el paso de la tormenta tropical Noel, informó ayer el ministro de Economía, Planificación y Desarrollo, Temístocles Montás.

Montás señaló que los préstamos internacionales que logre obtener el gobierno serán destinados para viviendas prefabricadas y la reparación de las infraestructuras.

El presidente dominicano, Leonel Fernández, declaró de emergencia nacional la contratación de bienes y servicios necesarios para contrarrestar los efectos causados por la tormenta.