•  |
  •  |

Los dominicanos salieron a votar el viernes para elegir a un nuevo presidente que dirigirá al país en los próximos cuatro años entre el actual mandatario Leonel Fernández, del Partido de la Liberación Dominicana, y Miguel Vargas, del Partido Revolucionario Dominicano, PRD.

La inversión hecha por la Junta Central Electoral, JCE, pareció dar frutos toda vez que desde tempranas horas de la mañana los dominicanos fueron llegando a los 13.000 colegios electorales en todo el país y sólo se reportaron algunos problemas con el padrón electoral de personas que decían no aparecer en las listas.

La participación electoral es de un 75 por ciento según la organización civil, Participación Ciudadana. El vencedor debe encarar el aumento en el costo del combustible, los abastos de energía del país y el costo de los alimentos, cuya producción fue subsidiada por el gobierno de Fernández previo al evento electoral.

De los 22 partidos que concurrieron a las elecciones, Fernández obtuvo el respaldo de 12 que no presentaron candidatos a la presidencia.

Las encuestas antes de la votación coincidieron en que Fernández tenía el 56 por ciento de los electores y Vargas el 37 por ciento.

El vencedor debe obtener el 50 por ciento mas uno de los sufragios para evitar una segunda vuelta, que sería el 30 de junio.

Entre los 5,8 millones de votantes registrados, 2,8 millones son mujeres. Menores de 30 años hay 1,8 millones de electores. Se espera que el primer boletín oficial con resultados se emita a las 22.00 horas (0200 GMT del sábado).

Una delegación de observadores internacionales encabezados por la Organización de Estados Americanos elogió la organización de la operación electoral de la JCE y José Octavio Bordón, jefe de la misión, instó a los dominicanos a acudir a votar en paz.

Intensa contienda

En el exterior votarían 155.000 dominicanos en 17 ciudades en 11 países. Al cierre de la campaña electoral se habían reportado cuatro muertos y siete heridos en incidentes relacionados con la intensa contienda electoral.

''Son hechos aislados'', aseguró el juez de la JCE, Julio César Castaños Guzmán.