•  |
  •  |
  • END

LIMA / AFP

Las acusaciones de Colombia contra Venezuela y Ecuador sobre nexos con las FARC calentaron ayer viernes la Cumbre América Latina-Unión Europea, en Lima, donde se oyeron voces en favor de bajar el tono a la polémica.

Aunque la crisis diplomática no figura en agenda, el tema ha estado presente en la Cumbre luego de que Interpol divulgara el jueves un informe en el que certificó que no hubo alteración de archivos electrónicos de la guerrilla de las FARC, sobre los que Bogotá sustenta su denuncia contra Caracas y Quito.

Temprano, el presidente ecuatoriano Rafael Correa acusó al gobierno de Álvaro Uribe de deteriorar las relaciones en la región “por esa actitud” de “seguir calumniando”.

“Creo que hay presidentes mucho más conflictivos en la región que Hugo Chávez. El problema no es Ecuador, Venezuela... es Colombia”, dijo Correa, al señalar que es Uribe quien “bombardea” y tiene una “campaña de desprestigio” contra sus vecinos.

Chávez, que en Lima no ha tocado públicamente el tema, disparó de previo, desde Caracas, al calificar la divulgación del informe de Interpol como un “show de payasos”.

“Colombia y Estados Unidos tratan de usar (el informe) para continuar agrediendo a los gobiernos de Venezuela y Ecuador”, dijo el líder venezolano al señalar que ponía “a revisión” el futuro de las relaciones con Bogotá.


Zapatero respalda a Uribe
El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, reafirmó este viernes su respaldo a Uribe y señaló a la guerrilla de las FARC como el responsable de la crisis diplomática.

No obstante, abogó por un entendimiento y “que se recupere una base de confianza” entre los tres gobiernos, y exhortó a los demás países a hacer llamados a la “prudencia”.

“No deberíamos dejarnos llevar por ningún análisis equivocado, el responsable de lo que sucede, de la tragedia, de la indignidad, del secuestro, de las muertes son las FARC”, dijo Rodríguez Zapatero.

La crisis se inició con el ataque militar colombiano contra un campamento de las FARC en Ecuador el 1 de marzo, que dejó unos 20 muertos, incluidos el jefe rebelde Raúl Reyes, cuatro mexicanos y un ecuatoriano.

En el bombardeo, que llevó a la ruptura de las relaciones entre Quito y Bogotá, las autoridades colombianas dijeron haber encontrado un computador con datos que vinculan a Caracas y Quito con las FARC.

“Interpol ha dicho de manera contundente que Colombia no alteró los computadores, que la Policía procedió con toda transparencia”, afirmó Uribe el jueves en Lima.

Uribe no tiene previsto reunirse con Chávez o Correa pero los vicecancilleres Camilo Reyes (Colombia) y José Valencia (Ecuador) se encontraron en Lima bajo el auspicio de la OEA en busca de normalizar la relación.