•  |
  •  |
  • END

LIMA / AP

El presidente Rafael Correa afirmó ayer sábado que está dispuesto a renunciar a su cargo si se prueban nexos de su gobierno con las FARC, y pidió a la Organización de los Estados Americanos (OEA) que investigue esas acusaciones del gobierno colombiano.

“Tenemos la conciencia limpia, no tenemos nada que temer... si llegan a demostrar que el gobierno de Correa y las FARC, o la campaña de Rafael Correa tuvo alguna relación con las FARC, pongo mi cargo de presidente de la República a disposición del pueblo ecuatoriano y a disposición de toda América Latina”, aseguró en rueda de prensa.

Comentó que durante la V Cumbre de América Latina, el Caribe y la Unión Europea, le pidió en una reunión privada a José Miguel Insulza, Secretario de la OEA, que ese organismo “investigue cualquier potencial nexo del Ecuador con las FARC”.

Las supuestas relaciones de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) con el gobierno de Correa fueron denunciadas por autoridades colombianas, que dijeron haber encontrado documentos que así lo prueban en computadoras que decomisaron, al incursionar en territorio ecuatoriano el 1 de marzo para bombardear un campamento rebelde instalado clandestinamente.

Dos días después de la incursión armada en marzo, el gobierno de Correa rompió relaciones diplomáticas con Colombia. La Interpol emitió el jueves un informe en el que aseguró que Colombia no manipuló la información en esas computadoras; pero Correa desestimó la veracidad de los documentos que contienen.

Negó que las relaciones se hayan polarizado desde entonces, pero admitió ante una pregunta de la AP que “están en un Estado terrible... si cada semana recibimos una acusación nueva de Colombia”.

El informe de Interpol “no es que lo que dice aquí es cierto, no. (Dice) Esta información estaba en el computador; hay que ver si el computador estaba en el campamento”, afirmó Correa.

Pero el presidente de Interpol, Ronald Noble, aseguró que no le quedaban dudas que las tres computadoras portátiles pertenecían a las FARC. Desafió a Uribe preguntando si “¿le cree o no le cree a las FARC? Si les creemos, (entonces) creámosles todo”.

“Entonces hay que investigar que (las FARC) han dado 100 mil dólares a la campaña del presidente Correa, pero también va a ser cierto lo que han dicho las FARC... sobre el presidente Uribe, sus relaciones con el narcotráfico, paramilitarismo”, dijo.

Correa y Uribe se encontraron en una reunión de los presidentes de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) con representantes de la Unión Europea, en la que se discutieron temas relacionados con la negociación de un acuerdo de asociación. El gobernante ecuatoriano no dio detalles del ambiente de la cita, ni de su encuentro con su colega colombiano.