•  |
  •  |
  • END

Brasilia / AFP

Las elecciones presidenciales que se realizarán este año en Estados Unidos afectan la marcha de las negociaciones por la ronda de Doha, admitió el director de la Organización Mundial de Comercio (OMC), Pascal Lamy, en entrevista publicada este domingo.

“El actual gobierno (de EU) quiere el fin de la ronda de Doha antes que termine su Administración. Todos los negociadores saben qué pueden conseguir con el actual presidente, pero desconocen lo que vendrá con el siguiente. Eso tiene un impacto fuerte en la OMC”, dijo Lamy en entrevista con el semanario Carta Capital.

En la visión del director de la OMC, “los ingredientes están sobre la mesa, aunque eso no sea una condición suficiente para la convergencia de un acuerdo. ¿Dará resultado? No lo sé. Estoy empeñado para eso”.

La indefinición, en relación con el panorama político en EU en un futuro muy próximo, se suma a la necesidad del gobierno de ese país de ver aprobados los acuerdos en el Congreso. “También por eso, la probabilidad del fin de la ronda (aún este año) es una cuestión en abierto”, comentó.

En el primer trimestre de este año, los principales negociadores en la ronda parecían contagiados por la posibilidad de alcanzar un acuerdo marco a mediados del año.

El jefe del departamento económico de la cancillería brasileña, Carlos Bicalho, había dicho a la AFP en abril que existía un “documento básico que aún contiene frases entre paréntesis” (y por lo tanto, susceptible de modificaciones) que podría ser aprobado en una reunión ministerial a fines de este mes de mayo.

En tanto, el comisario europeo de Comercio, Peter Mandelson, formuló a inicios de mayo un llamado a las partes a avanzar en dirección a un acuerdo, porque, según recordó, 2009 será un mal año para negociar.

En el primer semestre de 2009 “habrá un cambio en la Administración estadounidense, y en el segundo semestre del año se verá el cambio de los negociadores que representan a la Unión Europea. El momento es ahora, no lo podemos dejar para más tarde”, había dicho Mandelson a la prensa.

La ronda, convocada por la OMC en 2001 en la capital de Qatar, debía concluir en 2004.