•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • AP

El canciller de Venezuela convocó al embajador de Estados Unidos en Caracas para que explique la presunta incursión de un avión militar estadounidense al espacio aéreo venezolano.

El ministro de la Defensa de Venezuela, general Gustavo Rangel Briceño, dijo que el avión antisubmarino S3 Vikingo de la Armada estadounidense, fue detectado el sábado a las 20.40, a 3.000 pies de altura sobre la isla caribeña de La Orchila.

''Nuestro sistema de defensa aéreo visualizó, captó, sobrevolando el espacio aéreo perteneciente específicamente a la Orchila una avión militar de la Armada norteamericana'', expresó Rangel Briceño al informar que la aeronave fue captada desde el aeropuerto internacional Simón Bolívar de Maiquetía.

''Posterior a un juego de palabras mediante la comunicación (el piloto) se vio obligado a dar su identificación. Posteriormente sobrevoló también la isla de Aves'', dijo el general al señalar que después de la conversación la nave salió rumbo hacia la isla caribeña de Curazao.

El canciller Nicolás Maduro declaró a la prensa que el embajador estadounidense Patrick Duddy fue convocado el martes para ''exigirle las explicaciones sobre esta situación''.

''A partir de esas explicaciones tomaremos las acciones necesarias para que esto no vuelva a suceder'', precisó Maduro.

Un funcionario del Departamento de la Defensa estadounidense dijo, en condición de anonimato, que el avión Viking S-3, con base en Curazao, estaba en una misión de entrenamiento en el espacio aéreo internacional cerca de la Isla Los Roques, en Venezuela, cuando experimentó ''problemas intermitentes de navegación''.

Las autoridades venezolanas hicieron el anuncio el lunes durante una conferencia de prensa en la que también expresaron preocupación sobre una supuesta incursión de tropas colombianas en la zona fronteriza que habría ocurrido el pasado sábado.

Al respecto Maduro dijo que acordó este lunes con su par colombiano, Fernando Araújo, la activación de los ''mecanismos de solución de controversias limítrofes'' para solventar el incidente que consideró como una ''provocación'' que busca crear un ''conflicto armado''.

El canciller venezolano explicó que técnicos de ambos países se reunirán próximamente para evaluar las posiciones, y resolver la controversia por la ''vía de la conversación pacífica''.

Maduro admitió que podría haber ''diferencias'' como consecuencia del ''cambio normal, natural, de toda esta región con la llegada de las lluvias de los cauces de los ríos''.

El ministro de Defensa de Colombia, Juan Manuel Santos, negó ayer la acusación venezolana de que tropas habían ingresado a territorio de su país vecino.

La Cancillería venezolana envió al gobierno de Colombia una nota diplomática el sábado exigiendo una explicación por lo que calificó de una ''incursión ilegal'', de 60 soldados colombianos dentro del estado Apure, Venezuela.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, quien ha tenido relaciones tensas con Washington, ha intensificado asimismo sus ataques hacia el gobierno de Colombia.