AFP
  •   Irak  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Once soldados iraquíes murieron hoy en una emboscada de un grupo de hombres armados no identificados en la región de Mosul (norte), donde el ejército iraquí lleva a cabo desde el 14 de mayo una amplia operación contra Al Qaida, informó la administración local.

Los once militares salieron al final de la tarde de la base de Al-Baaj (a 380 km al noroeste de Bagdad), a bordo de un minibus, declaró a la AFP el alcalde de esta localidad, Abdul Rahim Shimmari.

Su vehículo cayó en una emboscada de un grupo de desconocidos en una carretera a unos seis kilómetros de Al-Baaj, declaró Shimmari.

Los once hombres fueron asesinados, algunos de un disparo en la cabeza. Ninguno de los pasajeros del minibus sobrevivió al ataque.

Todas las víctimas eran nuevos reclutas del ejército, según la misma fuente.

Al-Baaj está situada a unos 150 km al oeste de Mosul, región donde el ejército iraquí, con el apoyo de las fuerzas estadounidenses, efectúa desde el 14 de mayo una operación contra la rama iraquí de Al Qaida.

Esta región está considerada por el mando norteamericano como uno de los últimos feudos en Irak de la organización radical islamista. Más de 1.000 personas fueron detenidas, y centenares de armas incautadas durante la operación Um al-Rabiain (Madre de dos primaveras).

El ejército estadounidense aporta a sus aliados iraquíes una ayuda logística y en el ámbito de la información.

Uno de los principales objetivos de las tropas iraquíes es arrestar y perseguir a todos los miembros de Al Qaida que huyen de Mosul para impedir que operen en las regiones vecinas de Tikrit, Kirkuk y Diyala, según el ministerio de Defensa.

El ejército iraquí también quiere que la frontera con Siria, una zona desértica y la principal por la que se infiltran los combatientes radicales en Irak, sea más segura.

Cuarenta y dos presuntos miembros de Al Qaida han sido detenidos desde el domingo en esa zona en una operación de 24 horas, en la que participaron cerca de 3.000 soldados iraquíes, según el jefe de las operaciones militares para Nínive (norte), el general Jaled Abdul Sattar.

Todos ellos fueron llevados a un cuartel del Mosul para ser interrogados, constató un fotógrafo de la AFP.