AFP
  •   Reino Unido, Londres  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los diputados británicos aprobaron el hoy en segunda lectura la utilización de embriones híbridos, creados mediante la introducción de ADN humano en óvulos de animales, con el fin de investigar enfermedades como el Alzheimer o el Parkinson.

En una votación celebrada el lunes por la noche, la Cámara de los Comunes (cámara baja) rechazó por 336 votos a 176 una enmienda que pretendía prohibir la creación de embriones híbridos, con lo que quedaba levantado así el último obstáculo para su legalización.

La medida supone la primera parte de un controvertido proyecto de ley sobre embriones y fertilización cuyos debates continuarán mañana.

Los embriones híbridos a base de material genético humano y animal están reservados para fines exclusivamente científicos.

Estos han de ser destruidos como mucho al cabo de 14 días de desarrollo y su implantación en el útero de una mujer está prohibido.

El primer ministro laborista Gordon Brown, cuyo hijo menor Fraser de menos de dos años padece fibrosis quística, estaba opuesto a la enmienda. La fibrosis quística forma parte de las enfermedades congénitas que podrían beneficiarse de la clonación terapéutica, un procedimiento que se vería facilitado con la utilización de embriones híbridos.