AFP
  •   Cuba  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Cuba presentó este lunes lo que considera "pruebas contundentes" del "bochornoso contubernio" entre disidentes, anticastristas de Miami y el Gobierno de Estados Unidos, que involucraría como "un vulgar correo" al jefe de su Sesión de Intereses (SINA) en La Habana.

Dos funcionarios cubanos mostraron a la prensa un "anticipo" de una serie de programas televisivos en el espacio Mesa Redonda que involucran al jefe de la SINA, Michael Parmly, como transportador de dinero entre el anticastrista Santiago Álvarez y la dirigente opositora Martha Beatriz Roque.

Cuba "siempre ha condenado por ilegal la utilización de fondos federales para promover la subversión interna" y "la implicación directa" de la SINA, dijo la directora de América del Norte de la cancillería, Josefina Vidal.

Pero lo que "resulta doblemente indignante y escandaloso" es que diplomáticos estadounidenses "sirvan de emisarios y enlace entre un terrorista y mercenarios" en la isla, advirtió.

Parmly concluye su misión en julio en Cuba, donde fue bien recibido en diciembre de 2005 por las autoridades locales, incluyendo el entonces presidente Fidel Castro, que lo elogió por "respetuoso", en contraste con su antecesor James Cason, a quien Cuba apodó "el cabo Cason".

Pero tras unos meses de actividad y relación con los disidentes, "el sargento Parmly" comenzó a ser blanco de los ataques mediáticos.

Manuel Hevia, jefe del Centro de Investigaciones Históricas de la Seguridad del Estado, fue el encargado de mostrar una serie de correos electrónicos entre Carmen Machado, de la Fundación Rescate Jurídico que encabeza Álvarez, Juan Carlos Fuentes (sobrino de Roque) y la propia Martha Beatriz Roque, que involucran a Parmly.

Álvarez, a quien Cuba considera "un terrorista consumado", cumple cuatro años de prisión en Estados Unidos por posesión ilegal de armas.

Vinculado al anticastrismo de los años 60 y a actividades violentas contra la isla, Álvarez está acusado por Cuba de participar en planes de asesinato de Fidel Castro y de apoyo al connotado anticastrista Luis Posada Carriles, su amigo.

Entre los documentos presentados también aparece un agradecimiento del opositor Jorge Luis García "Antúnez", quien cumplió 17 años de prisión, a Rescate Jurídico el envío de 200 dólares mensuales a través de Roque.

Interrogados si Cuba iba a emprender algún tipo de represalia contra los diplomáticos norteamericanos, Vidal respondió que "esperamos que sea el Gobierno de Estados Unidos el que tome medidas para rectificar la actuación de sus diplomáticos en La Habana".

Hevia dijo que lo presentado forma parte de "una investigación que no ha concluido todavía", y que puede aportar nuevos elementos en las próximas semanas, aunque aclaró que en los programas televisivos serán ampliadas las evidencias.

La SINA reaccionó de inmediato. "Esta ayuda no tiene ningún propósito político, sino que busca atender las necesidades cotidianas de las familias que están luchando para sobrevivir en el sistema actual", dijo un funcionario.

"Es política de muchos años de Estados Unidos proporcionar ayuda humanitaria a la gente cubana, específicamente a las familias de presos políticos que son tratados mal por su propio Gobierno", agregó.

Roque no pudo ser localizada por la prensa, pero Vladimiro Roca, con quien comparte la dirección de la plataforma denominada Agenda para la Transición dijo a la AFP que no le "extraña, aquí las pruebas las fabrican, en este gobierno no se puede creer".