AFP
  •  |
  •  |
  • AFP

La Asamblea Mundial de la Salud, máximo órgano de decisión de la Organización Mundial de la Salud (OMS), aprobó este sábado una estrategia para la sanidad pública que busca promover la investigación sobre las enfermedades que afectan principalmente a los países en desarrollo.

La estrategia, que fue largamente discutida en un encuentro en Ginebra, pretende también garantizar "una financiación adecuada y duradera" para la investigación y la distribución de los productos médicos necesarios en los países en desarrollo.

Simultáneamente, la reunión adoptó una resolución pidiendo a la OMS que brinde apoyo para la aplicación de esta estrategia.

"La investigación y el desarrollo de los países ricos debería reflejar mejor las necesidades sanitarias de los países en vías de desarrollo", sostiene este plan.

Los delegados de los 193 países de la OMS participaron en la asamblea anual esta semana, aprobando además el desarrollo de nuevos planes para atajar los efectos dañinos del alcohol.