Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Un sismo de 5.5 grados en la escala de Richter sacudió este sábado el centro de Colombia, desatando el pánico en la capital y causando la muerte de tres personas en una carretera, así como caídas de líneas eléctricas y daños a viviendas en varios poblados, según reportes oficiales.

El instituto estatal Ingeominas indicó que el sismo de 5.5 grados ocurrió a las 14H20 locales (19H20 GMT) y con epicentro sobre la población de El Calvario, departamento de Meta, en el centroeste del país.

Tres personas que viajaban en un vehículo murieron y otras ocho resultaron heridas por un derrumbe en una carretera, informó el ministro de Protección Social, Diego Palacios.

El ministro, que se encontraba en la población de Florida (suroeste) junto al presidente Álvaro Uribe, añadió que no hubo daños de consideración, aunque algunas líneas de electricidad se cayeron y en Bogotá se registraron focos de incendios, sin que haya informaciones de víctimas.

La Defensa Civil indicó que varios de sus efectivos realizan un patrullaje en los municipios de los departamentos en la cordillera oriental (de los Andes), entre los departamentos de Cundinamarca y Meta, la zona donde más fuerte se sintió el sismo. Varias réplicas del seísmo fueron reportadas por pobladores.

En la población de Quetame, sobre la cordillera de los Andes y en la carretera que une a Bogotá con los llanos del este del país, diez viviendas y una iglesia resultaron gravemente dañadas, informó una autoridad local.

En Bogotá se reportaron tres heridos leves: un obrero que cayó de un andamio, una persona que saltó de un segundo piso y un taxista afectado por el derrumbe de un muro. En la capital miles de personas en pánico se lanzaron a las calles en medio de la lluvia, tras el sismo, que se sintió en forma prolongada.

El alcalde de la capital, Samuel Moreno, declaró una hora después del sismo que en la ciudad de 7 millones de habitantes no se registraron daños graves, y consideró que la emergencia fue superada, aunque indicó que la Policía y los bomberos se mantenían en alerta.

Mientras, el Instituto de Geofísica estadounidense (USGS) informó en Washington que el sismo fue de 5.7 en la que escala que utiliza de “magnitud de momento”, directamente ligada a los parámetros del sismo (superficie y cantidad de deslizamiento sobre la falla). El USGS agregó que el epicentro del temblor se localizó a 3.6 km de profundidad, a 50 km en el este-sureste de Bogotá.

Es el más fuerte sismo que se registra en Bogotá en la última década. El último terremoto que provocó gran destrucción en la capital colombiana ocurrió el nueve de febrero de 1967, cuando 13 personas murieron y un centenar resultaron heridas.