•  |
  •  |

La muy escasa asistencia a las urnas ha caracterizado a pocas horas del cierre de los centros de votación la jornada electoral en la que los guatemaltecos eligen hoy a su próximo presidente.

Tanto las autoridades guatemaltecas como lo observadores nacionales e internacionales han destacado, dentro de un ambiente de normalidad, la muy baja afluencia a las urnas y han hecho llamamientos a la población para que acuda a votar. El portavoz de la misión de observación electoral nacional Mirador Electoral, Victor Galvez, calificó como "altamente preocupante" la escasa participación.

Mirador Electoral, conformada por diversas organizaciones civiles independientes, ha desplegado a cuatro mil observadores en todo el país.

Cuatro horas después de abiertos los centros electorales, "en muchos de ellos no se ha presentado ni un solo votante", aseguró Gálvez.

En su primer informe sobre el desarrollo de la elección, el jefe de la misión de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA), el peruano Diego García Sayán, destacó la ausencia de anomalías serias, pero se vi obligado a recordar y subrayar la importancia de que los ciudadanos acudan a los centros de votación.

Notable ausencia de votantes

García-Sayán explicó que en algunas zonas rurales la ausencia de votantes es notable. En estas elecciones, los guatemaltecos eligen a su próximo presidente entre el socialdemócrata Alvaro Colom y el ex general Otto Pérez Molina, quienes en los comicios generales del pasado 9 de septiembre quedaron primero y segundo entre 14 candidatos con el 25,62 y el 21,35 por ciento de los votos, respectivamente, y emplazados a una segunda vuelta.

Pérez Molina, candidato del Partido Patriota (PP), al ejercer su derecho al sufragio en un centro de votación de la capital, se declaró confiado en ganar las elecciones y aseguró, no obstante, que respetará el resultado que emita el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

El ex militar, de 56 años, consideró que la jornada transcurre con normalidad, aunque denunció un intento de "compra de votos" por parte de su oponente en algunas comunidades del oeste del país.

Colom seguro de ganar

Colom, candidato de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), quien también votó en la capital, aseguró que ganará estas elecciones por una margen entre el 3 y el 7 por ciento sobre su rival.

"Hoy vamos a ganar", insistió este ingeniero industrial de 56 años, y manifestó su conformidad con el transcurso de la jornada de la que destacó la baja afluencia a las urnas.

En las tres últimas elecciones presidenciales en Guatemala, en las que siempre fue necesario celebrarse segundas vueltas, éstas nunca registraron una participación que llegara al 50 por ciento del electorado.

Los analistas y observadores consultados coincidieron en pronosticar una participación inferior al 40 por ciento en las elecciones de este domingo. En las elecciones generales del pasado 9 de septiembre, en las que, además de presidente y vicepresidente, se elegía a los miembros del Parlamento y a todos los alcaldes del país, votó un 61 por ciento del electorado.

De los 13 millones de habitantes de este país, unos 5,9 están convocados a esta segunda vuelta electoral. Los centros de votación abrieron sus puertas con normalidad a las 07:00 de la mañana (13.00 GMT) y cerrarán a las 18.00 (00.00 GMT del lunes).

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) tiene previsto ofrecer los primeros resultados oficiales al alrededor de las 22:00 hora local (04:00 GMT del lunes).

Las últimas encuestas pronostican resultados muy parecidos a ambos candidatos con una mínima ventaja de Pérez Molina que no supera el margen de error de los sondeos.

Preocupación

Tanto la misión de observadores de la OEA como de la Unión Europea (UE) han expresado su preocupación ante la posibilidad de que el probable "resultado apretado" propicie un conflicto político al no reconocer su derrota el bando que resulte perdedor.

Todos lo observadores internacionales consultados por Acan-Efe, concretamente, coincidieron en expresar su temor a que los fiscales de cada candidato en los centros de sufragio se dediquen este domingo a realizar una impugnación masiva de votos e interponer todo tipo de denuncias sobre supuestas irregularidades.

Los votos impugnados también se computan, pero, así como las denuncias, le dan la posibilidad a cada candidato de recurrir y revertir el resultado de las elecciones en caso de que no le sea favorable.

Esta es la primera vez que Pérez Molina presenta su candidatura presidencial, pero es la tercera aspiración consecutiva de Colom.