•   México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El mexicano deportado desde Costa Rica tras ser detenido como indocumentado y declarar que había estado en el campamento de las FARC en Ecuador bombardeado el 1 de marzo dijo a las autoridades de su país que inventó todo para agilizar su deportación, afirmó el domingo la Procuraduría General.

"Al hacer el interrogatorio se desdijo de todo lo que había dicho en Costa Rica y aceptó que había mentido para regresar a México" y que "las declaraciones a los medios en Costa Rica fueron inventadas para lograr su deportación lo más rápidamente posible", reveló a la AFP una portavoz de la fiscalía.

Glenn Cerda llegó el jueves a México después de que la Procuraduría General de la República (PGR) y el ministerio de Relaciones Exteriores agilizasen su deportación a raíz de sus declaraciones en Costa Rica.

Cerda afirmó en el país centroamericano que estuvo presente cuando el ejército colombiano bombardeó el campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en suelo ecuatoriano y mató al número dos de esa guerrilla, Raúl Reyes.

Esta acción puso en dificultades las relaciones entre México y Bogotá, ya que en ella murieron tres estudiantes mexicanos y resultó herida una cuarta, Lucía Morett, ahora refugiada en Nicaragua.

Nada más pisar suelo mexicano, fue detenido por la policía, que impidió que hiciese declaraciones a los medios de comunicación que le esperaban en el aeropuerto de la Ciudad de México, y trasladado a las instalaciones de la PGR para ser interrogado.

Tras desdecirse de sus declaraciones, "el ministerio público ordenó que se le hiciera un estudio psicológico y lo regresó a su casa", en la ciudad de Monterrey (norte), según la vocera de la procuraduría.