Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

El presidente francés Nicolas Sarkozy pidió “prudencia” tras la muerte del jefe histórico de la guerrilla colombiana de las FARC, mientras que, por el contrario, su canciller Bernard Kouchner ve en ello una “gran esperanza” para la liberación de la rehén colombo-francesa Ingrid Betancourt.

Sarkozy reaccionaba así a la confirmación de la muerte del jefe de las FARC Manuel Marulanda (“Tirofijo”) y a un anuncio del presidente colombiano, Álvaro Uribe, según el cual algunos jefes de la guerrilla están dispuestos a liberar rehenes.

“Creo que hay que ser muy prudente en cuanto a todas las informaciones anunciadas” en Colombia, dijo Sarkozy a su llegada a la explanada parisina de Trocadero para una ceremonia en conmemoración de los 60 años de la creación de Israel.

El jefe del Estado recordó que estaba “muy apegado” a la liberación de Ingrid Betancourt, secuestrada hace más de seis años en la jungla y cuyo estado de salud es alarmante, según varios testimonios y su familia.

“Están pasando cosas, hay que mirar esto con mucha calma, mucha prudencia y mucha concentración”, agregó Sarkozy.

“Sigo la situación minuto a minuto. Quisiera pedir a cada uno que haga el menor número de declaraciones posibles, hay rehenes y la situación es cambiante”, insistió.

En Beirut, donde asistía a la elección del nuevo presidente libanés, Kouchner afirmó que la muerte de Marulanda “facilitará la liberación de los rehenes”.

“Es una gran esperanza que surge”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores francés, quien añadió que también facilitará “la vuelta de una cierta paz civil en Colombia”.

“La muerte de Marulanda, la deserción de un cierto número de responsables (de la guerrilla) y, por desgracia, el asesinato de otros, parece un contexto favorable para que salgan los rehenes”, estimó.

Kouchner agregó: “No puede uno alegrase de la muerte de alguien, pero francamente no voy a llorar”.

“La mala noticia potencial, la dificultad muy grave, sería que se produzca un asalto (del ejército colombiano) alrededor del lugar donde están retenidos los rehenes, y ustedes saben que, en este caso, los rehenes arriesgan sus vidas”, recalcó Kouchner.

Uribe declaró el sábado que algunos jefes de la guerrilla dicen estar dispuestos a entregarse y a liberar a los rehenes, incluida Betancourt.