•  |
  •  |
  • END

La Cruz Roja colombiana informó que el sismo de 5.5 grados en la escala de Richter que el sábado afectó a una importante zona del país, dejó once muertos, mientras que la región era sacudida este domingo por nuevas réplicas, una de ellas de 4.1 grados.

El director de socorro del organismo, Walter Cote, precisó a periodistas que como consecuencia directa del movimiento telúrico fallecieron once personas y unas 54 resultaron heridas de consideración. Asimismo, se reportó que 400 viviendas fueron dañadas gravemente.

Cinco de las personas muertas quedaron atrapadas en derrumbes que ocasionó el sismo en la vía que conduce de Bogotá a la ciudad de Villavicencio, capital del departamento de Meta (100 km al sureste de la capital del país). Entre ellos se encuentran tres miembros de una misma familia --padre, madre e hijo-- cuyo vehículo quedó atrapado por un derrumbe de rocas.

Como resultado del sismo, esa vía --una importante arteria que comunica el centro con los llanos del este del país y es utilizada por numerosos turistas-- se encuentra cerrada, en momentos en que el país goza de un extenso fin de semana por festivo del lunes.

El movimiento telúrico se registró a las 14H20 locales (19H20 GMT) del sábado y tuvo epicentro en el poblado de El Calvario, Meta.

Según la Cruz Roja, un total de 4,181 personas quedaron damnificadas en los departamentos de Cundinamarca, Boyacá, Meta (centro) y Casanare (este).

Las poblaciones más afectadas fueron las de Quetame, Puente Quetame y Guayabetal, en el central departamento de Cundinamarca.

En Quetame, un pequeño poblado sobre la cordillera de Los Andes, diez viviendas y una iglesia resultaron gravemente dañadas, informó el alcalde Omario Rojas.

En Fómeque, otro poblado cercano a Bogotá, se reportó que 18 viviendas se destruyeron y resultaron afectados el cementerio, el único hotel y las oficinas de la alcaldía y el banco local.

Desde el sismo del sábado, la estatal Red Sismológica Nacional ha registrado numerosas réplicas, de las cuales la más fuerte, de 4.1 grados en la escala de Richter, se presentó este domingo a las 04H39 locales (09H39 GMT), con epicentro a unos 50 km de Bogotá.

El ministro de Protección Social, Diego Palacio, dijo que con la colaboración de la Cruz Roja se están enviando provisiones, medicinas y carpas para ayudar a los pobladores.

Por su parte el presidente colombiano, Álvaro Uribe, tiene previsto viajar a la zona para supervisar las tareas de socorro, informó su despacho.