Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

SANTIAGO DE CHILE / AFP

Casi un centenar de ex agentes de la temida policía secreta de Augusto Pinochet fueron encausados ayer lunes por un juez que los responsabiliza de la muerte y desaparición de 42 detenidos entre 1974 y 1975, en el mayor golpe judicial al desaparecido servicio represivo.

Tras varios años de investigación, el juez Víctor Montiglio, que alcanzó a procesar al desaparecido ex dictador por el caso conocido como “Operación Colombo’’, ordenó el lunes la notificación del procesamiento a 98 ex integrantes de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), incluso su jefe el encarcelado general Manuel Contreras. Una corte le levantó posteriormente el procesamiento a Pinochet.

El ministro de Justicia, Carlos Maldonado, dijo a periodistas que se trató de una operación “especialmente siniestra no sólo porque significó un asesinato de numerosos opositores al régimen militar, sino que, además, de acciones de encubrimiento bastante repugnantes’’.

La Dina llevó a cabo en julio de 1975 la denominada Operación Colombo para encubrir la desaparición de 119 detenidos --19 mujeres y 100 hombres--, la mayoría militantes del radicalizado Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR).

En esa época, la DINA atribuyó las muertes a ajusticiamientos entre los propios opositores. Mediante publicaciones en dos desconocidos periódicos de Argentina y Brasil y en matutinos chilenos afines, la DINA divulgó las muertes de las 119 personas, y afirmó que fueron ajusticiadas por disputas internas entre opositores, cuando se encontraban en el exterior. Sólo un puñado de los cadáveres han sido encontrados.

Los asesinatos de los detenidos en distintos lugares del país y de algunos en el exterior habría sido parte de la llamada “Operación Cóndor’’, de colaboración entre los servicios secretos de las dictaduras del cono sur en la época.

La investigación ordenada por el juez Montiglio determinó la responsabilidad en la matanza de la cúpula de la Dina y de un total de 98 ex agentes, de los cuales 44 eran miembros del Ejército y el resto de la Policía y de otras fuerzas castrenses.

Además del general Contreras, quien cumple condenas por al menos 75 años de prisión, fueron encausados otros ya encarcelados ex jefes de la DINA, como los brigadieres generales Pedro Espinoza y Miguel Krasnoff y el coronel Marcelo Moren Brito.