•  |
  •  |
  • EFE

El transbordador estadounidense Discovery se desenganchó el lunes de la Estación Espacial Internacional (EEI) y emprendió el regreso a la Tierra con sus siete tripulantes a bordo, informó un portavoz de la NASA en Rusia.

Durante los 16 días de misión, los ocupantes del Discovery efectuaron cuatro caminatas espaciales y repararon los paneles solares que limitaban el suministro energético de la plataforma orbital, según las agencias rusas.

El aterrizaje del Discovery en nuestro planeta está programado para el miércoles en el Centro Espacial Kennedy del sur de Florida a las 18.17 GMT.

El Discovery, que se acopló a la EEI el pasado 25 de octubre, llevó a la plataforma orbital el módulo italiano Harmony y realizó diversos proyectos, en los que participan 16 naciones con un presupuesto de 100 mil millones de dólares.

En la tercera de las caminatas, los astronautas colocaron una viga con paneles solares, de casi 15 toneladas y 35 metros de ancho, en el exterior de la EEI.

Cuando se desplegaron los paneles ocurrió una rasgadura que los astronautas Scott Parazynski y Doug Wheelock repararon exitosamente en la cuarta caminata, considerada de "mucho riesgo" al efectuarse lejos de la escotilla de entrada de la EEI.

Dina Contella, encargada de misiones extra vehiculares de la NASA, describió la caminata como "la más peligrosa y excitante" que había visto "en unos 12 años".

Parazynski efectuó las reparaciones encaramado en una extensión de un brazo robótico de casi 30 metros de largo a sólo unos centímetros de distancia de los paneles, por los que pasaba una corriente de más de 100 voltios.

Niveles bajos de oxígeno

Debido a que la caminata duró 39 minutos más de lo previsto, al final los dos astronautas tenían niveles muy bajos de oxígeno. Si no se hubiera solventado el problema, la EEI no habría sido capaz de generar la suficiente energía para dar apoyo al nuevo equipamiento que se espera subir a la EEI en las próximas misiones, como es el caso del laboratorio europeo que llegará en diciembre a bordo del transbordador Atlantis o en febrero uno japonés.

La actual misión del Discovery, que también llevó a la EEI al ingeniero de vuelo Daniel Tani, quien reemplazó al astronauta Clayton Anderson que había llegado al puesto orbital en junio pasado, duró dos días más de lo previsto.

Entre otras cosas, esta misión del Discovery pasará a la historia por el hecho de que tanto el transbordador como la EEI fueron comandadas por mujeres, Pamela Melroy y Peggy Whitson, respectivamente.