•  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno del estado de Chiapas, sureste de México, indicó que 25 mil 600 hectáreas de cultivos han resultado afectadas por las fuertes lluvias que cayeron la semana pasada sobre esta zona del país, donde dejaron al menos cuatro muertos.

Las tierras agrícolas dañadas en Chiapas, estado limítrofe con Guatemala, se suman a 530 kilómetros de carreteras y caminos rurales afectados por más de 212 derrumbes, 38 hundimientos y el colapso de cinco puentes.

Así lo anunció el gobernador estatal, Juan Sabines, en un informe de los daños registrados en esta región, vecina del estado de Tabasco, donde las lluvias tuvieron un efecto más devastador, ya que el 80% del territorio quedó sumergido, más de un millón de personas tuvieron que ser evacuadas y al menos tres murieron.

Sabines señaló que en varios municipios de Chiapas existen daños en la infraestructura de agua potable, alcantarillado y saneamiento.

Hasta el domingo se había retirado el 85 por cientgo del material caído en los derrumbes pero aún estaban incomunicados cuatro municipios de la zona norte de Chiapas, la parte más damnificada y la más cercana a Tabasco, dijo.

En ese área rural poblada por comunidades indígenas se registraron las imágenes más dramáticas, con familias enteras navegando en improvisadas balsas sobre las crecidas aguas del río en busca de sus casas sumergidas.

Según Sabines, 4.345 viviendas fueron perjudicadas por las fuertes precipitaciones, lo mismo que 35 escuelas, principalmente ubicadas en zonas rurales.

Luego de una reunión de evaluación, el mandatario local señaló que ya se restituyó completamente el servicio de energía eléctrica y telecomunicaciones, y que las autoridades trabajan "arduamente para poder restablecer el paso vehicular y comunicar a las comunidades".

En Chiapas actualmente funcionan 55 albergues que atienden a 8.553 personas y un refugio para familias provenientes de Tabasco.