•  |
  •  |

Los presidentes de Centroamérica y México concluyeron este miércoles, en la ciudad hondureña de San Pedro Sula, una breve reunión en la que acordaron adoptar una estrategia común frente a los desafíos del cambio climático global.

Los mandatarios se comprometen a proteger los bosques, reducir el uso de combustibles fósiles y desarrollar una amplia campaña pública de información sobre el tema.

"Existe un vínculo indisoluble entre el cambio climático, la prevención de desastres, la lucha contra la desertificación y la sequía, la generación y consumo de energía, la gestión integrada del recurso hídrico, el cambio de uso del suelo, el ambiente, la salud, la seguridad alimentaria y nutricional, los bienes y servicios ambientales, la educación y la paz social", afirman los gobernantes en una declaración emitida al término de la cumbre.

El acuerdo compromete a los países del istmo a considerar el tema del cambio climático como "un tema transversal y de alta prioridad" en los planes nacionales de desarrollo y en los planes estratégicos y operativos de sus gobiernos.

Entre los aspectos de la estrategia regional, los presidentes se comprometieron a continuar los esfuerzos por consolidar un corredor biológico mesoamericano y a fortalecer los sistemas nacionales de áreas protegidas.

También acordaron evaluar de manera detallada las medidas necesarias para reducir la utilización de combustibles fósiles y, consecuentemente, la contribución de la zona a la emisión global de gases de efecto invernadero.

Otro de los compromisos es el de desarrollar campañas masivas de comunicación con el objetivo de "informar y generar conciencia sobre la naturaleza y consecuencias del cambio climático y las acciones que los ciudadanos pueden tomar".

La sensibilización pública también contempla la inclusión del tema en los planes de estudio de todos los niveles, así como la formación de profesionales y la generación de conocimiento técnico y científico sobre el cambio climático por parte de las universidades de la región.

En la cumbre estuvieron presentes los presidentes de México, Felipe Calderón; de Guatemala, Alvaro Colom; de Honduras, Manuel Zelaya; de El Salvador, Antonio Saca, y el primer ministro de Belice, Dean Barrow.

Los presidentes Oscar Arias de Costa Rica, Daniel Ortega de Nicaragua y Martín Torrijos estuvieron ausentes por diferentes circunstancias.