•  |
  •  |
  • AFP

El presidente Hugo Chávez lanzó ayer domingo en esta capital ante una enorme muchedumbre vestida de rojo, que atravesó Caracas de punta a punta, la campaña a favor del “Sí” para el referendo del 2 de diciembre sobre su reforma socialista de la Constitución.

Chávez fue aclamado por la muchedumbre, entre la que circuló encima de un camioneta, acompañado por el vicepresidente Jorge Rodríguez, algunos gobernadores y diputados, antes de subir a la tarima desde la cual debe dirigirse a la multitud.

Miles y miles de hombres, mujeres y niños procedentes de todos los rincones de Venezuela, vistiendo gorras y camisetas con la inscripción “Sí, con Chávez” o “PSUV”, las siglas del Partido Socialista Unido de Venezuela en proceso de formación a instancias del presidente, comenzaron a marchar al mediodía hacia la céntrica Avenida Bolívar desde el este de la capital.

El vicepresidente encabezó la marcha, en la que participaron varios ministros, entre ellos los de Energía, Rafael Ramírez, y Exteriores, Nicolás Maduro, también uniformados de rojo.

Los funcionarios públicos marchaban detrás de pancartas que identificaban a sus respectivos ministerios o empresas del Estado.

Trabajadores destacan logros de Chávez

María Teresa, una jubilada universitaria, dijo a la AFP que la disposición que más beneficiará a Venezuela es “que se pueda reelegir a nuestro presidente lo que dé, toda la vida”.

“Estamos con Chávez desde 1992” --fecha de su frustrada intentona golpista--, añadió su amiga María Isabel Cabrera, una modista uruguaya residente en Venezuela desde hace 27 años, que portaba una gran bandera de su país.

María Teresa destacó también la reducción de la jornada laboral a 6 horas diarias, que “beneficiará sobre todo a las mujeres que tendrán más tiempo libre para ocuparse de sus casas y de sus hijos”.

Pedro Luis Martínez, un desocupado de 50 años, estimó por su parte que la disposición que más beneficiará al país es “la seguridad social para los trabajadores informales”, una medida que en su opinión “profundiza la democracia”.

Tablados con música en vivo, salsa, reaggeton y tambor --la música de las comunidades negras costeñas-- animaron las concentraciones desde tempranas horas de este domingo, mientras camiones repartían agua y vendedores ambulantes de comida y banderas hacían su agosto.