•  |
  •  |
  • EFE

La Asociación Nacional de la Prensa (ANP) protestó “enérgicamente” contra el “maltrato de algunas autoridades del gobierno” del presidente Evo Morales a periodistas, que considera se ha repetido con “preocupante frecuencia”.

En un comunicado, la ANP, entidad que agrupa a los diarios del país, también reprochó la reciente amenaza de la ministra de Desarrollo Rural, Susana Rivero, de enjuiciar a una periodista de la Agencia de Noticias Fides (ANF) “por elevar el tono de voz en su pregunta, como si ello fuera un delito”.

Rivero advirtió el miércoles de la semana pasada a la periodista Julieta Tovar, en una rueda de prensa, que la enjuiciaría si no bajaba el tono de voz cuando hizo una consulta.

Por su parte, el portavoz presidencial, Alex Contreras, dijo ayer que el gobierno “no comparte la amenaza” formulada por la ministra y que para el Ejecutivo es importante “velar por la integridad de todos los trabajadores de la prensa”.

Contreras aseguró que el gobierno tiene una política de “respeto a la libertad de comunicación”, y cree que la relación con la mayoría de los medios es “muy buena” más allá “de cualquier impasse”.

Agregó que cuando el presidente Morales hace críticas públicas las dirige a algunos medios, “porque existen periodistas”, que, a su juicio, no cumplen con “el rol de servicio a la sociedad, sino que han tergiversado los principios” de la prensa.

En su comunicado, la ANP también sostuvo que el 18 de octubre pasado periodistas de la ciudad oriental de Santa Cruz de la Sierra fueron “maltratados por efectivos policiales uniformados que custodiaban el aeropuerto de Viru Viru durante disturbios registrados en ese lugar”.

En otras ocasiones, agregó el comunicado, funcionarios del gobierno también acusaron a los periodistas de haber sido pagados por anteriores gestiones, “pero nunca presentaron pruebas, en una aparente intento de desprestigiar a toda la prensa”.

“Lo correcto y serio, en casos como éstos, es que las autoridades presenten pruebas de esos supuestos actos de corrupción de periodistas y no formulen declaraciones genéricas que enlodan a todo el periodismo nacional”, indicó la asociación.

El comunicado agregó que la ANP “jamás permitirá en su seno a periodistas corruptos”, y por eso exigió a las autoridades revelar los nombres de aquellos que hubieran incurrido en actos ilegales.

Al mismo tiempo, demandó al gobierno “respetar a los periodistas y su tarea de defender el derecho universal de la sociedad a estar correcta y verazmente informada”.

En anteriores oportunidades, el presidente Morales ha acusado a algún sector de la prensa de ser “su primer enemigo”, y cree que los reporteros son presionados por los dueños de los medios para tergiversar informaciones contra su gobierno.