•  |
  •  |
  • EFE

El Pentágono informó ayer domingo que ocho detenidos en Guantánamo fueron enviados a Afganistán y otros tres a Jordania como “demostración del deseo de Estados Unidos de no retener prisioneros más tiempo que el necesario”.

Estados Unidos empezó en enero de 2002 la reclusión en su base naval de Bahía de Guantánamo (Cuba) de cientos de hombres capturados en diversos países y que, supuestamente, eran terroristas.

El presidente de EU, George W. Bush, calificó a esos prisioneros como “combatientes enemigos ilegales”, y los privó de las garantías que dan las Convenciones de Ginebra para los prisioneros de guerra.

Organizaciones internacionales de derechos humanos y gobiernos aliados de Washington han denunciado las condiciones de reclusión de esos hombres (sin defensa legal, sin cargos, sin juicio y en muchos casos sometidos a malos tratos).

Decenas de prisioneros que han hecho huelgas de hambre reclamando que se les someta a juicio, han sido --y siguen siendo-- alimentados a la fuerza en condiciones que los abogados que procuran defenderlos califican de tortura.

En su comunicado, el Pentágono sostuvo que la transferencia “muestra el proceso aplicado para evaluar a cada individuo y determinar sobre su detención mientras continúan las hostilidades, un paso sin precedentes en la historia de las guerras”.

De acuerdo con las Convenciones de Ginebra los prisioneros de guerra deben ser devueltos a sus países una vez que concluya el conflicto armado, pero la “guerra contra el terrorismo” lanzada por Estados Unidos en septiembre de 2001 continúa.

El Pentágono indicó que quedan en Guantánamo unos 320 detenidos de los cuales “aproximadamente 80 son elegibles para transferencia o liberación”.

Desde 2002, según el Pentágono, más de 450 detenidos han sido enviados de Guantánamo a otros países, incluidos Albania, Afganistán Australia, Bangladesh, Bahrein, Bélgica, Dinamarca, Egipto, Francia, el Reino Unido, Irán, Irak, Jordania, Kuwait, Libia, las Maldivas, Mauritania, Marruecos, Pakistán, Rusia, Arabia Saudí, España, Suecia, Sudán, Tayikistán, Turquía, Uganda y Yemen.