•  |
  •  |
  • END

Centroamérica / agencias

Costa Rica mantuvo ayer jueves una “alerta roja” por intensas lluvias que afectaron 120 viviendas y provocaron inundaciones y deslizamientos en el Pacífico, producto de una depresión tropical que se convirtió en la tormenta “Alma”, informaron las autoridades.

La Comisión Nacional de Emergencia (CNE) dio cuenta de “inundaciones, deslizamientos y más de 120 casas anegadas” debido a las lluvias que han caído en los últimos tres días.

El presidente de la CNE, Daniel Gallardo, dijo que “es necesario extremar las medidas de seguridad y mantener activada toda la estructura de primera respuesta, especialmente en aquellas zonas de gran vulnerabilidad”.

La CNE afirmó que “ya se registran más de 120 casas anegadas, en Santa Rosa de Pocosol de San Carlos, Bejuco de Nandayure y San Buenventura de Abangares, Jicaral y Río Grande de Puntarenas, Playón en Parrita, Barrio La Rosita en Tarrazú, y en San Pablo de León Cortés”, en el norte y el Pacífico.


Honduras evacuaría a 300 mil personas
En tanto, la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) de Honduras ordenó ayer jueves la evacuación de 300,000 personas de zonas de riesgo en cinco departamentos, que se espera serían impactados en horas de la noche.

“Unas 600,000 personas habitan en las zonas de riesgo de cinco de departamentos, de donde habría que desalojar a unas 300,000”, informó el jefe de operaciones de Copeco, Randolfo Fúnez.

Fúnez dijo que “Alma” se encontraba hacia las 16H00 locales (22H00 GMT) al este de Nicaragua, y avanzaba a 30 kilómetros por hora hacia los departamentos del sur de Honduras: Choluteca, Valle, El Paraíso, Francisco Morazán (donde se ubica Tegucigalpa) y el sur de Olancho.

Los cinco departamentos fueron declarados en alerta verde para ordenar los desalojos que serán supervisados por patrullajes de las autoridades, “porque lo más importante es evitar las muertes”, subrayó el funcionario.

En los cinco departamentos, donde fueron suspendidas las clases en todos los niveles educativos, se pronosticaban precipitaciones de entre 200 y 250 mm, que provocarían inundaciones y deslaves en zonas habitadas por personas muy pobres que requieren albergues.

El resto de los 18 departamentos de Honduras fueron declarados en alerta amarilla dados los pronósticos de precipitaciones de 40 mm de lluvias, con menos impacto que en los departamentos del sur.

Todo el territorio de Honduras está propenso a desastres naturales por lluvias desde la catástrofe que causó el huracán Mitch en 1998, con un saldo de más de 5,000 muertos y 8,000 desaparecidos.


En Guatemala piden no salir a pescar
En tanto, las autoridades de prevención de Guatemala se mantienen en alerta por la tormenta tropical “Alma”, pero sin modificar la alarma amarilla institucional decretada esta semana por las lluvias, mientras cuerpos de socorro piden a pescadores artesanales permanecer en tierra firme. El portavoz de la estatal Coordinadora para la Reducción de Desastres, Maco Monzón, dijo ayer jueves que mantendrán la alerta establecida, pero estarán atentos al desplazamiento de la tormenta.

Entre tanto, el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) dijo en un comunicado que “actualmente se manifiestan efectos ya en las localidades de la Franja Transversal del Norte, Izabal (noreste), sur del Petén y regiones montañosas del nororiente”.

Para las próximas 48 horas, pronostica nublados parciales o totales, lloviznas o lluvias con actividad eléctrica en la mayor parte del país, con mayores cantidades de la región norte hacia la meseta central, donde se ubica la capital.


Alerta “verde” en El Salvador
Mientras tanto, la Dirección de Protección Civil de El Salvador decretó ayer jueves alerta verde (de prevención) en todo el territorio ante la amenaza que representaba la tormenta tropical Alma, consignó un comunicado oficial.

“Protección Civil declara alerta verde en todo el territorio nacional, y suspende a partir de este momento la pesca artesanal, hasta nuevo aviso”, consignó la declaratoria de Protección Civil.

Según el Servicio Nacional de Estudios Territoriales (SNET), a las 06H00 locales de este jueves el centro de la tormenta Alma se ubicaba 355 km al suroeste de Managua, y se movía hacia el norte a 76 km por hora con vientos sostenidos con dirección al Golfo de Fonseca, que comparten El Salvador, Honduras y Nicaragua, en el océano Pacífico.

“La tormenta tropical ‘Alma’ se desplazaría hacia el Norte, entrando al Golfo de Fonseca este día en horas de la noche y continuando su trayectoria sobre la zona nororiental de El Salvador, esperando que pierda fuerza al llegar al territorio de Honduras”, subraya el parte meteorológico.

La tormenta, que estará generando lluvias de moderadas a fuertes e intermitentes con actividad eléctrica aislada, prevalecerá hasta la noche del sábado.