•  |
  •  |
  • END

Hillary Clinton se reunió con Barack Obama por primera vez desde que el senador reivindicó la nominación demócrata para las presidenciales de noviembre y se apresta a anunciarle su apoyo, mientras se multiplican las especulaciones de que ambos conformen una fórmula de ensueño.

“La senadora Clinton y el senador Obama se reunieron esta noche y mantuvieron una conversación muy interesante sobre el trabajo que queda por delante para ganar en noviembre”, hicieron saber la noche del jueves los dos ex rivales en un comunicado conjunto citado por la prensa estadounidense.

No se divulgó ningún detalle adicional, pero la discreta reunión reavivó los rumores sobre la posibilidad de que la senadora y ex primera dama sea la candidata a la vicepresidencia en la fórmula de Obama.

“El tema principal” de la reunión era la unidad del partido demócrata, precisó a CNN el director de comunicaciones de Obama, Robert Gibbs.

Interrogado sobre si los senadores habían conversado sobre la candidatura a la vicepresidencia, Gibbs contestó que se trataba de un tema “muy importante” y que el equipo de campaña del senador de Illinois manejará con discreción este tema mientras se procesa la selección del acompañante de Obama.

Obama, de 46 años, tomará su decisión “entre mañana (hoy sábado) y la convención” demócrata que tendrá lugar en agosto en Denver, dijo.

Clinton no busca vicepresidencia
“La senadora Clinton (...) no busca la vicepresidencia y nadie está autorizado a hablar por ella sobre este tema. La elección pertenece al senador Obama”, indicó un comunicado del equipo de campaña de la ex primera dama, que buscaba convertirse en la primera mujer presidente de Estados Unidos.

Ambos se reunieron en la casa de la senadora demócrata Dianne Feinstein, indicó por su parte el Washington Post. Según CNN, sólo participaron en el encuentro los principales responsables de la campaña.

Esta entrevista tuvo lugar en vísperas del anuncio por Clinton de su apoyo a Obama. Este sábado, la senadora dará fin oficialmente a una campaña de dieciséis meses, en una reunión para la cual invitó a sus partidarios en Washington.