•   México  |
  •  |
  •  |
  • AP

La presidenta de la Cámara de Diputados,Ruth Zavaleta, dijo hoy que México rechazará una oferta de ayuda estadounidense para luchar contra el narcotráfico si viene acompañada de condiciones.

También alegó que cualquier condición que acompañe la ayuda sería vista como una violación a la soberanía mexicana.

La Iniciativa Mérida busca proporcionar 1.400 millones de dólares durante varios años para ayudar a México, Centroamérica, República Dominicana y Haití a combatir el narcotráfico, pero ambas cámaras del Congreso estadounidense han impuesto varias condiciones, como garantías de investigaciones civiles sobre posibles abusos de los derechos humanos de parte del ejército mexicano.

''Para que la iniciativa sea exitosa, se deben respetar nuestros derechos y hacer a un lado cualquier intención de intervenir en asuntos que sólo competen a los mexicanos'', afirmó Zavaleta durante la inauguración de una reunión de dos días de legisladores de ambas naciones en la norteña ciudad mexicana de Monterrey.

La Cámara de Representantes y el Senado estadounidenses aprobaron cantidades diferentes para la primera entrega de la ayuda, por lo que deben conciliar ambas versiones. Adicionalmente, ambas iniciativas de ley fueron mucho menores de los 500 millones de dólares solicitados por el gobierno del presidente estadounidense George W. Bush.

El senador estadounidense Christopher Dodd, uno de los 11 legisladores estadounidenses en la reunión, dijo que se opondrá a cualquier iniciativa que no contenga condiciones.

''Ni Estados Unidos ni México están en el negocio de escribir cheques en blanco'', declaró Dodd.

El presidente mexicano, Felipe Calderón, ha recibido palabras de apoyo de parte de Washington por sus operaciones contra los carteles de la droga, realizadas por más de 25.000 soldados en todo el país.

Pero a medida que los carteles tratan de defenderse, ha surgido una ola de violencia, con cada vez más ataques contra las fuerzas de seguridad. La semana pasada, un alto funcionario de la policía solicitó armas más poderosas después que siete funcionarios federales fueron asesinados en un tiroteo con miembros del cartel de Sinaloa del narcotráfico.

El gobierno mexicano ha dicho que esperará a la última versión de la iniciativa de ley estadounidense antes de decidir si acepta la ayuda.