•  |
  •  |
  • AFP

La Unesco instó a los gobiernos de América Latina a optimizar sus políticas de educación universitaria para evitar la ida de sus mejores profesionales hacia países desarrollados, al concluir este viernes un foro regional sobre el tema en este balneario colombiano.

"Como región, en América Latina aún estamos lejos de cualquier posibilidad de jugar competitivamente en el campo internacional, pero este es un esfuerzo encaminado a mejorar. Por eso es crucial que los gobiernos de Latinoamérica optimicen sus políticas", aseguró Ana Lúcia Gázzola, directora del Instituto de la Unesco para la Educación Superior de América Latina y el Caribe.

"O se abre la compartición del conocimiento y los gobiernos optimizan sus políticas de educación superior o no tenemos chance alguno como región para competir", añadió la funcionaria.

"Unas políticas modernas, constructivas y sólidas frente al tema de la educación superior nos llevará a combatir la captación de cerebros", dijo Gázzola tras lamentar el atraso en que se encuentra la región en materia de cobertura y calidad de la educación superior, con niveles que están por debajo de regiones como Asia.

Sin embargo, destacó el elevado nivel de participación -unas 3.500 personas- entre delegados de ministerios de Educación de América Latina, rectores de universidades, voceros de organismos internacionales y estudiantes presentes en el evento de Cartagena.

El foro de la Unesco se realiza doce años después de un evento similar en La Habana y pretende llevar propuestas concretas de la región al foro mundial sobre educación que se realizará en octubre del 2009 en París.

Pese a este panorama gris, la Unesco destacó el aumento en la cifra de matrículas a nivel regional y la mayor presencia de mujeres en las universidades públicas y privadas de América Latina.

No obstante, lamentó que las tasas de deserción entre los hombres esté en crecimiento.

La Conferencia Regional de Educación Superior promovida por la Unesco, que concluyó este viernes, reunió a ministros de Educación y delegados de 25 países de América Latina.