•   Perú  |
  •  |
  •  |
  • AP

El procesado ex presidente Alberto Fujimori se recupera satisfactoriamente de una intervención quirúrgica para extirpar una lesión en la lengua de naturaleza cancerosa.

''Todo se ha llevado con normalidad, él ha reaccionado muy bien. Ya en las primeras horas del postoperatorio había reaccionado muy bien y la evolución es favorable'', declaró el sábado el congresista y médico personal del ex mandatario, Alejandro Aguinaga.

''El presidente Fujimori ha sido intervenido (el jueves), y el estudio anátomo-patológico de la pieza operatoria ha revelado la presencia de un cáncer de lengua'', informó.

Indicó que después de ser extirpada la lesión y que los márgenes de la misma quedaron libres de células cancerosas, lo que queda es que el ex presidente sea ''sometido a controles exhaustivos y permanentes''.

Fujimori, quien viene siendo procesado por dos matanzas ocurridas durante su gestión (1990-2000), tuvo una lesión similar hace diez años, pero Aguinaga aclaró que la lesión actual no es un rebrote de la antigua, sino un nuevo cáncer.

Debido a la intervención quirúrgica, el juicio que se le sigue al ex mandatario fue suspendido por una semana y se reanudará el miércoles 11 de junio.

Aguinaga señaló que Fujimori, de 69 años, no quiere posponer más el juicio, el cual se lleva a cabo en la sede de la Dirección de Operaciones Especiales de la policía, donde también se encuentra recluido.

''De cualquier manera el día miércoles lo van a tener en la audiencia. Quizá no va a hablar pero se va a tener que expresar a través de una tablilla'', anotó.

Finalmente, criticó el ''poco profesionalismo'' del jefe del Instituto de Medicina Legal, Luis Bromley, quien a su criterio, no tomó en serio la enfermedad del ex mandatario.

Fujimori enfrenta cargos de homicidio, secuestro y lesiones por las matanzas de Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992) en que 25 personas, incluido un niño de 8 años, murieron ejecutados por un escuadrón de la muerte del ejército, conocido como Colina. La fiscalía pidió por este caso 30 años de cárcel para el ex mandatario.

En diciembre del 2007 fue condenado a seis años de prisión por allanar ilegalmente la casa de la esposa de su ex asesor Vladimiro Montesinos en el 2000.