• |
  • |
  • EFE

Argentina, Estados Unidos y la comunidad judía mundial aplaudieron hoy la decisión de la Interpol de confirmar las órdenes de captura de cinco iraníes y un libanés involucrados en el atentado que en 1994 destruyó la sede de una mutualista judía en Buenos Aires y causó 85 muertos.

La resolución aprobada hoy por la Asamblea General de la Interpol, que se lleva a cabo en Marraquech (Marruecos), "confirma el apoyo mayoritario de la comunidad internacional" para "ayudar a esclarecer" el "terrible" atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), subrayó la Cancillería argentina.

En un comunicado la Cancillería destacó que la captura bajo alerta o "índice" rojo de los seis implicados "fue aprobada por 78 votos a favor, 14 en contra y 28 abstenciones" y se "ratificó" así el pronunciamiento "por unanimidad" del Comité Ejecutivo de la Interpol, de marzo pasado.

La Interpol aprobó que se pida la captura de los iraníes Ali Fallahijan, Mohsen Rezai, Ahmad Vahidi, Mohsen Rabbani y Ahmad Reza Asghari, así como del libanés Imad Fayez Mughniyah.

No se incluyó en la lista a otros tres iraníes cuyas detenciones Argentina también reclama por el atentado, entre ellos el ex presidente Ali Akbar Hashemi Rafsanyani.

"Estamos más próximos a la verdad", aseguró a su vez el juez federal Rodolfo Canicoba Corral, que investiga el atentado contra la AMIA y para quien la asamblea reunida en Marruecos fue "un éxito para Argentina".

El magistrado explicó que el "índice rojo" es "una especie de prioridad" cuya emisión "permite la detención de esas personas en cualquiera de los países miembros de la Interpol".

Atentado en 1994

La Fiscalía argentina acusa al grupo de nueve personas de haber participado en la ideación, planificación, financiación y ejecución del atentado que el 18 de julio de 1994 arrasó la sede de la AMIA, con un resultado de 85 muertos y unos 200 heridos.

El Congreso Judío Mundial (CJM) recibió "con agrado" la decisión de la Asamblea General de la Interpol y consideró que esa medida "demuestra la naturaleza criminal del terrorismo patrocinado por el Estado iraní".

"Esta es una victoria para el pueblo de Argentina y para todos los que intentan construir una comunidad global basada en el imperio de la ley, y libre de temor o intimidación", expresó Ronald Lauder, presidente del CJM.

Por su parte, el embajador estadounidense en Buenos Aires, Earl Wayne, evaluó que la resolución adoptada hoy en Marruecos "es un paso crítico en los esfuerzos internacionales de la lucha contra el terrorismo".

"Apoyamos las acciones del sistema jurídico argentino dirigidas a llevar a los ejecutores de este ataque a la justicia y aplaudimos los esfuerzos de las autoridades argentinas en apoyo de dicho objetivo", subrayó el diplomático.

Desde Washington, la legisladora Ileana Ros-Lehtinen, la republicana de mayor rango en el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de EE.UU., pidió a su vez la "cooperación plena" de la comunidad internacional para que Argentina pueda llevar ante la justicia a los responsables del atentado contra la sede de la AMIA.

"Agradezco la decisión de la Interpol de emitir estas órdenes de arresto. Muchos inocentes perecieron en el ataque contra el centro comunitario de la AMIA, y las familias de las víctimas, con toda la razón, exigen justicia", dijo Ros-Lehtinen.

Entre tanto, el presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas de Argentina (DAIA), Aldo Donzis, sostuvo que la votación de la Interpol "es un paso más hacia la verdad y significa un apoyo internacional al pedido de la justicia argentina".

Mientras, el presidente de la AMIA, Luis Grynwald, se manifestó "muy contento" y confió en que sean detenidos los acusados.

En Argentina reside la comunidad judía más numerosa de Latinoamérica y el ataque contra la AMIA estuvo precedido, en 1992, por otro que destruyó la sede de la embajada de Israel en Buenos Aires y causó la muerte a 29 personas.