•   Cabo Cañaveral, Florida, EEUU  |
  •  |
  •  |
  • AP

La misión del transbordador espacial Discovery se prepara hoy, para su regreso a la Tierra, después de una visita de nueve días en la que se instaló un nuevo laboratorio espacial japonés.

El director de vuelo Matt Abbott dijo que la misión había ido ''fenomenalmente bien'', y añadió que ''lo único que me hará más feliz será cuando tengamos al Discovery y a la tripulación seguros en tierra''.

Antes de regresar al planeta, los astronautas del Discovery extraerán el brazo de inspección con punta láser que recuperaron de la estación espacial, y examinaran las alas y la nariz de su nave.

Los ingenieros en tierra buscarán cualquier daño causado por los desechos generados durante el lanzamiento del transbordador el 31 de mayo o por los micrometeoritos en órbita.

Abbott dijo que no hay razón para sospechar la existencia de algún problema, de acuerdo con todas las fotografías y datos recopilados. El análisis de láser se realiza el día después del despegue, pero el Discovery no tenía espacio para el brazo de inspección, pues el laboratorio gigante ocupó todo su contenedor de carga.

Cuando le preguntaron ayer al astronauta Garrett Reisman qué era lo que más deseaba en su regreso al planeta azul, luego de pasar tres meses en el espacio exterior, resumió su respuesta en dos palabras: Simone Francis, su esposa.

''Ella estaba furiosa conmigo por que la avergoncé de esa forma'', dijo Reisman entre risas hoy. ''Pero la verdad es que cuando veo por la ventana al planeta y miro hacia abajo a toda la gente ahí, generalmente sólo estoy pensando en una de entre esos miles de millones de personas.Y eso es definitivamente lo que más deseo ver cuando regrese''.

Reisman llegó a la estación espacial en marzo y fue reemplazado por Gregory Chamitoff, quien llegó en el Discovery y permanecerá seis meses en el módulo orbital.