•  |
  •  |

La Corte Suprema de Estados Unidos declaró este jueves que la Constitución garantiza a los detenidos de la base naval norteamericana de Guantánamo el derecho a recurrir a la justicia federal, lo que representa un nuevo revés para la administración de George W. Bush.

Es la tercera vez que el más alto tribunal del país rechaza los argumentos del gobierno sobre el centro de detención de Guantánamo, Cuba, que tiene unos 270 prisioneros, a pesar de la reprobación internacional casi unánime.

Por cinco votos contra cuatro, la Corte estimó que si bien Guantánamo es oficialmente territorio cubano, la base funciona de hecho como un territorio estadounidense donde se debe aplicar la Constitución.

La resolución señala que los detenidos "tienen el privilegio constitucional del hábeas corpus". Esta decisión debería permitir a los detenidos obligar al gobierno a presentar el conjunto de elementos que justifiquen su detención, un hecho que el gobierno rechaza por el momento en nombre de la seguridad nacional.

De este modo se le abren las puertas de los tribunales federales a los detenidos que quieran denunciar eventuales maltratos y sobre todo la legalidad de los tribunales militares de excepción, invalidados en junio de 2006 por la Corta Suprema pero reintaurados unos meses más tarde por el Congreso.

Casa blanca está estudiando la decisión

La Casa Blanca anunció este jueves en Roma que está estudiando la decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos que establece que la Constitución garantiza a los detenidos de la base naval norteamericana de Guantánamo el derecho a recurrir a la justicia federal.