AP
  •   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • AP

El presidente Alvaro Uribe reiteró hoy que los guerrilleros que se entreguen trayendo consigo a rehenes en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC serían enviados al extranjero sin someterlos a la justicia.

''Liberen a los secuestrados y simultáneamente se montan en un avión y se van para el extranjero'', dijo en un discurso en la ciudad de Pereira, a 175 kilómetros al oeste de Bogotá.

''Nos comprometemos a no extraditar a esa persona'', agregó Uribe.

Según el presidente, la directora del servicio de inteligencia estatal, María del Pilar Hurtado, y el Alto Comisionado de Paz, Luis Carlos Restrepo, recibieron llamadas telefónicas por parte de personas que dicen ser miembros de las FARC, consultando sobre esos beneficios a los que ya se había referido en el pasado.

''El Comisionado recibió llamadas de la guerrilla hace poco. La guerrilla preguntaba si se podía garantizar que quienes liberaran a los secuestrados para no ir (a) la cárcel, si les permitían de inmediato ir a otros país como a Francia, la respuesta nuestra fue positiva'', dijo Uribe sin ofrecer otros detalles de esas comunicaciones.

El 27 de marzo pasado el gobierno emitió un decreto para suspender de inmediato la pena a rebeldes presos en caso que las FARC liberaran a secuestrados como la candidata colombo-francesa Ingrid Betancourt, retenida desde febrero del 2002, o cualquier otro rehén.

Como las FARC han reclamado por años una negociación para intercambiar secuestrados por guerrilleros en prisión el decreto facilitaba, de acuerdo con el gobierno, ese canje. ''Basta simplemente con que de manera inmediata la doctora Ingrid Betancourt (u otro secuestrados) sea liberada, para nosotros considerar que el acuerdo humanitario (o canje) se ha realizado y en tal sentido poder entregar los beneficios de la suspensión condicional de la pena a los miembros del grupo guerrillero'', explicó el Alto Comisionado en marzo.

A la vez, el gobierno y las autoridades de París, que han trabajado por la liberación de Betancourt debido a su doble nacionalidad, ratificaron a fines de marzo que Francia esta dispuesta a recibir a rebeldes encarcelados como parte de un acuerdo de canje.