Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

MADRID / AFP

El juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, ordenó el ingreso a prisión de dos empresarias del País Vasco (norte de España) acusadas de financiar a la organización independentista armada vasca ETA con 6,000 euros.

Garzón decretó la “prisión provisional” e “incondicional” para Blanca y María Isabel Bruño Azpíroz, socias de la empresa Andrés Bruño, que pagaron a ETA 6,000 euros por “presunto delito de colaboración con la organización terrorista ETA”, según el auto del juez.

Ambas, detenidas el miércoles en Orio (País Vasco), recibieron varias cartas de la organización en las que se les requería el pago de 120.000 euros y posteriormente de 30,000 euros.

Las empresarias, que tienen “proximidad ideológica” con “la esfera de influencia de la organización terrorista”, según el juez, “negociaron la rebaja de la aportación económica” hasta los 6,000 euros.

La investigación se basa en una carta encontrada durante la detención del presunto jefe de ETA Javier López Peña, alias “Thierry”, el pasado 20 de mayo en Burdeos (sur de Francia).