AFP
  •   Kandahar, Afganistan  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Cientos de detenidos escaparon y dos guardianes fueron muertos por los talibanes que atacaron la noche de hoy, con un coche bomba, la prisión de Kandahar, en el sud de Afganistán, donde en ese momento había unos 400 combatientes islamistas y cientos de presos comunes, precisaron los responsables.

Aprovechando la oscuridad, un comando de talibanes lanzó un ataque suicida contra la entrada principal de la prisión, indicó a la AFP el ministro afgano de Justicia, Sarwar Danish.

"Un kamikaze lanzó un coche bomba contra la puerta principal de la prisión. (La explosión) fue muy fuerte y destruyó la puerta y los lados del muro del reciento", declaró Danish.

Tras el atentado hubo un "ataque armado al interior de la prisión", indicó, agregado que "cierto número de prisioneros escaparon de la prisión. No sabemos exactamente cuantas personas estaban presas y cuántas lograron escapar".

Según un responsable de los servicios secretos afganos que pidió el anonimato, unos 600 prisioneros pudieron fugarse.

Otros responsables precisaron que en el momento del ataque "unos 400 presos talibanes estaban encerrados en la prisión junto a cientos de presos comunes".