•   Quito, Ecuador  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo el sábado que esperará a que la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) se consolide para definir el posible ingreso de su país, pero ratificó que por ahora se mantendrá al margen del grupo que promueve su aliado venezolano.

"Por el momento la decisión del gobierno es la de no ingresar al ALBA hasta ver que se consoliden un poco más los objetivos, las acciones de dicha organización", afirmó Correa en su programa semanal de radio y televisión.

El viernes la Cancillería ecuatoriana anunció la decisión de no ingresar al organismo que integran Venezuela, Cuba, Bolivia, Nicaragua y Dominica, sin ofrecer explicaciones.

Sin embargo, Correa dejó abierta la posibilidad de reconsiderar su negativa.

"No excluimos en el futuro ingresar al ALBA, pero por el momento la decisión del gobierno es no ingresar", ratificó Correa y agregó que seguirá acompañando a los países miembros en esa "gran iniciativa".

En 2007, Correa condicionó su adhesión al grupo al regreso de Venezuela a la Comunidad Andina de Naciones (CAN), de la cual se retiró por decisión del presidente Hugo Chávez, a raíz de los tratados de libre comercio que negociaron Colombia y Perú con Estados Unidos.

No obstante, Venezuela aún se mantiene por fuera de la organización andina.