•   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente electo de Paraguay, Fernando Lugo, negó este domingo en La Paz que en su país exista una base militar de Estados Unidos, y anunció que permitirá que cualquier persona indague lo que sucede en el poblado de Mariscal Estigarribia, fronterizo con Bolivia y Brasil.

"Cuando asumamos el gobierno el 15 de agosto, vamos a abrir todo el país a cualquier tipo de investigación a periodistas e investigadores, para que realmente se pueda desmitificar esa afirmación de que en Paraguay hay bases militares norteamericanas", afirmó Lugo, tras reunirse con el presidente boliviano Evo Morales.

"Nunca las he visto en Paraguay", dijo, consultado por periodistas sobre la mentada presencia militar estadounidense en el poblado General Estigarribia, provincia de Boquerón, al noroeste de Paraguay.

"Queremos abrir todas las fronteras, para quien desea que vaya a General Estigarribia que vea qué hay y posiblemente se quedará con la sorpresa de que no hay ninguna base militar en este momento", dijo Lugo, que ganó las elecciones en abril con un conglomerado de fuerzas de centro e izquierda.

Lugo -obispo suspendido en sus funciones por el Vaticano- señaló que "lo que sí existe es parte del Ejército norteamericano que hacen acciones humanitarias y ejercicios militares también".

"Pero que haya una base militar que pueda operar desde el Paraguay y que pueda tener acción en los países vecinos del continente, nosotros como paraguayos lo negamos", remarcó Lugo, quien realizó una visita de dos días a Bolivia y participó del 73 aniversario del cese de hostilidades entre Asunción y La Paz.

La presencia de militares de EEUU en el noroeste paraguayo provoca resquemores en grupos políticos de izquierda, que los ven como un peligro para la paz de la región.