•   KURIHARA, Japón  |
  •  |
  •  |
  • AP

Los soldados que revisan los escombros de un centro de aguas termales sepultado por una avalancha encontraron el cadáver de una persona desaparecida el lunes, lo cual elevó a 10 el número de muertos tras el sismo del fin de semana, dijo la policía.

Los equipos de rescate buscaban a 12 desaparecidos luego del potente sismo del sábado en el norte de Japón, pero sus esperanzas de encontrar a alguien con vida cada vez son menores.

El cadáver de un hombre de 58 años fue encontrado al mediodía en el balneario que fuera sepultado por un torrente de lodo, rocas y árboles la mañana del sábado, dijo el vocero policial Naoshi Tokunaga.

Tres cadáveres fueron recuperados el domingo y habría cuando menos otras tres personas sepultadas en la zona.

''Estamos dando nuestro mejor esfuerzo para encontrar a los tres, pero ha sido difícil el realizar operaciones con fuertes cantidades de lodo en la zona'', dijo Tokunaga.

Más de mil funcionarios de rescate y ayuda, entre ellos soldados y miembros de la fuerza aérea, se han sumado a la búsqueda, enfrentando terrenos inestables, secuelas y oscuridad, aunque han tenido hasta ahora buen clima, factor determinante ya que la lluvia podría impedir las iperac9ones de rescate por aire y quizás generar más avalanchas.

Sin embargo, las acciones de rescate se han visto complicadas por el mal estado de los caminos.

Varios importantes puntos de acceso hacia las zonas más afectadas quedaron casi completamente aislados por tierra, con toneladas de escombros cubriéndolos. Soldados usando excavadoras tratan de abrirse camino hacia el balneario, pero han tenido que empezar a hacerlo desde unos ocho kilómetros de distancia.