•  |
  •  |
  • AFP


Al menos siete muertos y unos veinte desaparecidos es el saldo preliminar de un deslave que se registró este viernes en el principal relleno sanitario (basurero) de la capital guatemalteca, informaron cuerpos de socorro.

El siniestro se registró cuando grandes promontorios de basura arrastraron a varios trabajadores por las fuertes lluvias que afectan a este país desde hace una semana, y que ya han provocado en los últimos días nueve muertos, la mayoría soterrados por aludes que han destruido sus precarias viviendas.

Un vocero de los Bomberos Voluntarios, Mario Cruz, dijo a radioemisoras locales que habían localizado otros cinco cadáveres, pero por la dificultad y el fango no habían podido rescatar los cuerpos sin vida, extremo que no ha sido confirmado oficialmente.

Además, se han complicado las acciones de rescate en el basurero, ubicado en la periferia sur de la capital, a escasos dos kilómetros de la Casa Presidencial, por el crecimiento de un río que pasa por el lugar.

El vertedero de la capital es el más grande que funciona en este país centroamericano y diariamente recibe entre dos mil 500 y tres mil  toneladas de basura.