•  |
  •  |
  • END

El jefe de gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, admitió ayer sábado que se cometieron “graves errores” en el operativo realizado en la discoteca News Divine, ubicada en la delegación Gustavo A. Madero, y que dejó un saldo de 12 muertos, cinco de ellos menores de edad.

En un encuentro con la prensa, en la que sólo leyó un comunicado y no permitió preguntas, Ebrard sostuvo que la tragedia en la que murieron jóvenes y policías aplastados al intentar salir de dicho antro, “no quedará impune”, pues “es éticamente inaceptable lo que ayer vivimos”.

Manifestó que la ciudad de México está de luto y reprobó los hechos que, dijo, “llenan de consternación, dolor e indignación”.

Tras reconocer que hubo errores de servidores públicos en el operativo, reprochó que funcionarios de la delegación Gustavo A. Madero permitieran la operación de la discoteca, ubicada en la avenida Eduardo Molina, que evidentemente no debía estar funcionando para eventos de este tipo con menores.

Separan a funcionarios
En ese sentido subrayó que desde la víspera fueron separados de sus cargos algunos de ellos, pero no dio nombres, y ordenó a la Contraloría capitalina revisar las condiciones de operación del antro.

Dijo que ya ordenó al procurador General de Justicia del Distrito Federal, Rodolfo Félix, el inmediato esclarecimiento de los hechos y el castigo a los responsables, entre ellos, los organizadores y conductores del evento, “que actuaron con evidente irresponsabilidad y fuera de la ley”.

El jefe de gobierno capitalino informó que la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal verificará todos los actos relativos con la investigación de la tragedia porque, dijo, “es indispensable que la investigación sea transparente, imparcial y justa”.

Además, anunció que los familiares de las víctimas recibirán apoyo de su gobierno, incluso económico, aunque no precisó el monto.