•   Viena, Austria  |
  •  |
  •  |
  • AP

La violencia racista y la discriminación persisten en diferentes países de la Unión Europea y la mayoría de los 27 miembros del bloque no están aprovechando las leyes más severas para acabar con ese azote, advirtió el martes la agencia de la UE encargada de la protección de los derechos humanos.

Gran Bretaña y Francia encabezan una lista de nueve países que combaten de manera activa el racismo y la xenophobia, pero la mayoría de los otros miembros de la UE no están prestando gran atención a una ''directiva de igualdad racial'', dijo la Agencia de Derechos Fundamentales de la UE en su informe anual.

''El racismo, la discriminación, la desventaja arraigada, la violencia racista y el hostigamiento siguen siendo algo inevitable para muchos individuos en Europa'', alertó la agencia.

Entre el 2006 y el 2007, Gran Bretaña sancionó a 95 violadores a las leyes contra el racismo y la discriminación, más que todos los otros 26 estados miembros combinados, dijo la agencia, con sede en Viena.

La organización intenta eliminar la discriminación en el empleo, en la vivienda, en la educación, en la salud pública y en otras áreas importantes.

También destacó que Bulgaria, Francia, Irlanda, Italia, Hungría, Rumania, Finlandia y Suecia hacen buen uso de las herramientas legales actuales para combatir la discriminación.

En cambio, una docena de estados miembros de la UE no sancionaron acto alguno de discriminación o de violencia racial. Se trata de la República Checa, Dinamarca, Alemania, Estonia, Grecia, España, Chipre, Lituania, Luxemburgo, Polonia, Portugal y Eslovenia.

''La ausencia de sanciones coincide en la mayoría de los casos con la ausencia de un organismo eficaz'' para combatir la discriminación y el racismo, dijo la agencia.

Indicó que España, la República Checa, y Luxemburgo, ni siquiera tienen comisiones donde se puedan depositar quejas por racismo o por discriminación.

Crímenes racistas aumentaron entre el 2000 y el 2006 en la mayoría de los 11 países de la UE que hacen un estrecho seguimiento, dijo la agencia. Indicó también que han aumentado los casos de antisemitismo en Gran Bretaña, Francia y Suecia, y hay una ''tendencia general en alza'' de crímenes vinculados con grupos de ultraderecha en Francia y en Alemania.

El grupo más discriminado en Europa en materia de educación y vivienda sigue siendo el de los romas, o gitanos, dijo la agencia. El informe fue presentado el martes ante el parlamento europeo en Bruselas, Bélgica.