•  |
  •  |

El candidato demócrata a la Casa Blanca, Barack Obama, siguió arremetiendo este martes contra su rival, John McCain, después de que uno de los asesores más leales del republicano dijera que un ataque terrorista en territorio estadounidense beneficiaría sus aspiraciones de llegar a la presidencia.

A pesar de las disculpas expuestas por el asesor, el estratega de campaña Charlie Black, y del desmentido del propio McCain, el equipo de campaña de Obama dijo que el lapsus de Black había desenmascarado las tácticas electorales de los republicanos, que se reducen a la "política del miedo".

Richard Ben-Veniste, miembro de la comisión oficial investigadora sobre los atentados del 11 de septiembre de 2001, afirmó que Black había delatado "una cándida y muy decepcionante idea del pensamiento" que hay detrás de la campaña de McCain.

Hablando para la campaña de Obama, Ben-Veniste, evitó sugerirle a McCain que despidiera a Black, quien le hizo recordar el uso que hizo el presidente George W. Bush del tema de la seguridad nacional en la elección de 2004.

Pero sí dijo que, como en 2004, los republicanos estaban explotando el temor al terrorismo "con fines políticos". "Es importante que los candidatos debatan sus puntos de vista sobre la seguridad nacional de Estados Unidos liberados de la política del miedo que durante demasiado tiempo dominó y distorsionó la discusión", agregó.

Enfoque "Bush-McCain"

Obama insiste en que el enfoque "Bush-McCain" ha hecho que Estados Unidos sea "menos seguro" y que Irak sea un semillero de extremistas.

El gobernador de Minnesota, Tim Pawlenty, el favorito de los medios para convertirse en compañero de fórmula de McCain, trató de poner paños fríos a las declaraciones de Black, realizadas durante una entrevista con la revista Fortune el lunes.

"Creo que Charlie probablemente sólo trató de expresar que existe la percepción, y de hecho es así, que John McCain tiene mejores credenciales que Barack Obama en temas de seguridad nacional y relaciones internacionales, pero reconoció que la declaración fue inapriopiada", dijo Pawlenty a Fox News.

Black, un ex lobbista en Washington que forma parte del círculo más cercano de asesores del candidato republicano, se disculpó el lunes por haber declarado a Fortune que a McCain "le convendría mucho" un ataque en suelo estadounidense.