•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • AP

Siete personas, en su mayoría integrantes de una misma familia, fueron asesinadas en una carretera del sur del país y las autoridades estimaron que se trata de una venganza de narcotraficantes.

''El jefe de familia se dedicaba a alquilar lanchas rápidas en toda la costa del Pacífico guatemalteco'', dijo el martes a la AP el vocero del ministerio de gobernación Ricardo Gatica Trejo. Explicó que esas embarcaciones son usadas para transportar a tierra los cargamentos de droga que los traficantes dejan en alta mar.

Informó que las víctimas fueron interceptadas cuando aparentemente se mudaban o huían desde el puerto de San José, a unos 50 kilómetros al sur de la capital, hacia una población del oeste del país.

Solo una persona sobrevivió el tiempo suficiente para ser trasladada a un hospital, donde murió.

Otra hipótesis que manejan los investigadores policiales apunta a que, según testimonios recabados en el lugar de origen de los fallecidos, el jefe de familia habría asesinado a una persona y esto podría haber motivado la venganza.

Los fallecidos son Carlos Humberto Córdoba, de 31 años, a quien las autoridades identifican como jefe de familia.

Aída Rosa Córdoba de 65; Estefani Marisol Cermeño Sánchez, de 15 y Francisca Cermeño Córdoba de 34. El hecho que compartan apellidos hizo suponer a las autoridades que podrían estar emparentadas entre sí y el hombre a quien identifican como cabeza de familia.

En el ataque también falleció Juan Carlos Lima, de 31 años y otra persona a quien solo se pudo identificar como Abelino. María Griselda Salazar Reyes, de 30, murió al llegar a un hospital cercano.

Datos de la embajada estadounidense en el país indican que cerca del 75% de la cocaína que llega a Estados Unidos procedente de Sudamérica, pasa por Guatemala en algún momento de su viaje.