Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

ISRAEL / AP
Un policía israelí se suicidó con un tiro a la cabeza ayer martes durante la ceremonia de despedida para el presidente francés Nicolás Sarkozy, dijeron las autoridades, provocando temores de un atentado y llevando a los guardias de seguridad a retirar del lugar a Sarkozy y al primer ministro israelí Ehud Olmert.

El disparo se produjo mientras una banda militar entonaba un himno en el Aeropuerto Ben Gurión, y al parecer los líderes políticos no escucharon nada. Los agentes de seguridad, vestidos de traje oscuro y esgrimiendo armas, rápidamente condujeron a Sarkozy y a su esposa por las escaleras hacia el interior de su avión. Presa del pánico, Carla Bruni-Sarkozy subió apresuradamente los peldaños adelantándose a su esposo.

Al mismo tiempo, otros guardias llevaron a Olmert y al presidente israelí Shimon Peres hacia sus automóviles. El incidente duró minutos y Olmert regresó y abordó el avión de Sarkozy para informarle lo ocurrido, señalaron testigos.

Shlomi Sagui, vocero de la Policía, confirmó que un policía que resguardaba el aeropuerto se suicidó justo cuando Sarkozy estaba a punto de abordar su avión y la banda musical tocaba.

Otro portavoz policial, Micky Rosenfeld, negó reportes de que se trató de un intento de asesinato contra el mandatario francés.

El policía comandante de la zona, Nissim Mor, dijo que se estaba investigando los hechos. “Actualmente estamos investigando las circunstancias para ver si fue un suicidio o si el arma se disparó accidentalmente’’, señaló. “Su misión era asegurar el área para evitar que la gente se acercara a la ceremonia’’, agregó. El incidente alteró la visita de tres días de Sarkozy a Israel, la cual buscaba mejorar las relaciones entre los dos países.