•  |
  •  |
  • END

LA PAZ / AFP

Los poderosos sindicatos de cocaleros de la zona del Chapare, desde donde el presidente boliviano Evo Morales saltó a la política, decidieron expulsar de la región al Usaid, programa estadounidense de apoyo al desarrollo, que “promueve” un golpe de Estado, dijo ayer martes un congresista ligado al sector.

Después del próximo jueves “no debe quedar vestigio alguno de esta organización extranjera en todo el trópico”, declaró el diputado oficialista Asterio Romero, citado por la agencia estatal ABI.

La determinación habría sido tomada por las seis federaciones (sindicatos) de productores de coca, de las cuales Morales sigue siendo presidente.

Después del 26 de junio “no puede tener vigencia ningún convenio, ni una sola oficina, ni un letrero ni nada en absoluto que mencione su presencia (de Usaid) en esta región”, sostuvo Romero.


Los señalamientos
Según Romero, Usaid “alienta y promueve” un golpe de Estado contra Morales.

“Buscan incluso acabar con su vida, por ello, con esa misma dignidad con la que hemos comenzado la revolución democrática y cultural, hemos tomado esta determinación”, dijo.

“No puede ser que por un lado (los de Usaid) digan que cooperan y por otro nos estén haciendo tanto daño, alentando el enfrentamiento entre bolivianos”, afirmó el legislador, también cultivador de coca.