•   Asunción, Paraguay  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Partido Colorado del presidente Nicanor Duarte canceló este jueves una convocatoria a una sesión plenaria del Congreso de Paraguay que debía considerar su renuncia, por segunda vez en 48 horas, semanas antes de que asuma su sucesor Fernando Lugo.

Al no ser tratada la dimisión, presentada el lunes, Duarte no podrá jurar como senador en una ceremonia programada para este lunes y se verá resignado a seguir gobernando hasta el 15 de agosto, día en que debe asumir Lugo.

Solo después de entregar el poder, podrá solicitar su juramento como senador, tras ser elegido para el Congreso en los comicios de abril.

"Soy del criterio personalísimo de que mi juramento se dará después de dejar la presidencia", dijo Duarte a periodistas al abandonar este jueves el Palacio de Gobierno.

"Jurídicamente nadie puede privarme del derecho a ejercer la representación en el Senado, porque lo he ganado en unas elecciones limpias", expresó.

Los opositores a su juramento como senador que boicotearon la sesión plenaria, todos partidarios del presidente electo Lugo, acusan a Duarte de haberse postulado en forma anticonstitucional.

La constitución reserva a los jefes de estado que completan su período presidencial el cargo de senador vitalicio, con voz y fuero, pero sin voto.

El verdadero interés de Duarte para renunciar sería no estar el día de la asunción presidencial de Lugo, un obispo católico suspendido en sus funciones por el Vaticano, quien pondrá fin a 61 años de hegemonía del Partido Colorado en Paraguay.